Pandora Papers: aparecen sociedades en paraísos fiscales de figuras reconocidas del polo

·8  min de lectura
Uno de los caballos de Adolfo Cambiaso
Santiago Filipuzzi

Las familias más reconocidas del polo argentino crearon decenas de sociedades en paraísos fiscales, según surge de los documentos que integran los Pandora Papers y que investigó el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Apellidos como Cambiaso, Heguy, Pieres y Novillo Astrada aparecen con compañías que se constituyeron y gestionaron para encarar negocios en el extranjero como la venta de caballos y que, en algunos casos, habrían sido declaradas ante las autoridades argentinas después de pasar por el blanqueo.

La venta de caballos de polo al exterior se encuentra bajo investigación judicial desde hace un lustro tras una denuncia por presunta evasión y contrabando de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). ¿Cuál es la sospecha de los investigadores judiciales? Que los caballos se declaran por un valor menor en operaciones con sociedades extranjeras que ejercerían de intermediarias para que, luego, estas sociedades cobren su verdadero precio a millonarios europeos o jeques árabes, los principales compradores en el mercado internacional.

Los caballos de polo de los equipos argentinos son valorados a nivel global. Adolfo Cambiaso, el mejor polista del mundo, revolucionó la industria cuando decidió clonar a sus mejores caballos. Tomó esa decisión después de que su macho preferido sufriera una fractura en la final Abierto de Argentino de Polo de 2006 y debiera ser sacrificado.

Clones de Cuartetera, la yegua preferida de Adolfo Cambiaso
Gentileza Adolfo cambiaso


Clones de Cuartetera, la yegua preferida de Adolfo Cambiaso (Gentileza Adolfo cambiaso/)

Esa decisión llevó el negocio de la venta de caballos de polo a otro nivel, tras el momento bisagra que significó, a finales de los ‘80, el trasplante a madres sustitutas de embriones concebidos por un padrillo top y la yegua predilecta, que ya no debía quedar fuera de las canchas durante los once meses de gestación.

Al abrir esa nueva dimensión del negocio, La Dolfina SA, empresa homónima de su club, picó en punta. Vendió en 2010 un clon de la yegua “La Cuartetera”, otro caballo dilecto de Cambiaso, a US$800.000, un verdadero récord. Pero apenas un ejemplo de los números que maneja esta industria.

Cambiaso y su esposa, María Vázquez, aparecen como beneficiarios finales de dos sociedades registradas en paraísos fiscales que sólo años después fueron ingresadas en el blanqueo de capitales. Lissa Business, registrada en Belice, recibió un crédito de La Dolfina SA por 2,2 millones. Así surge de los “Pandora Papers”, la investigación de ICIJ en la que participaron LA NACION, Infobae y elDiarioAR.

Lissa Business fue creada en enero de 2014, pero recién dos años después llamó la atención del estudio especializado en montar sociedades offshore, Alemán, Cordero & Galindo (Alcogal). Ocurrió cuando detectaron que Cambiaso aparecía en noticias periodísticas tras la denuncia de AFIP. “Está siendo investigado por evasión fiscal y contrabando de caballos”, alertaron, además de remarcar que era una persona políticamente expuesta (PEP) y podía afectar la reputación de Alcogal.

Cambiaso y decenas de polistas están bajo la lupa de la Justicia por la venta de caballos de polo, pero con una salvedad: nunca fueron imputados. La acusación, que la AFIP impulsa como querellante se centra por ahora en las empresas exportadoras. Pero en los tribunales revisan listados con los dueños de cada caballo que se vendió al exterior durante los últimos años, según precisaron fuentes judiciales al equipo local de ICIJ. Entre otros motivos, porque la mayoría de las exportaciones bajo la lupa se hicieron por apenas US$5000, considerado por debajo del valor real.

Más allá de las alertas que se encendieron en el Caribe tras la denuncia de AFIP, sin embargo, Lissa Business siguió activa en Belice. Recién se cerró en septiembre de 2017, cuando el bufete Alcogal mencionó que el único activo de esa offshore era un crédito que había entregado Cambiaso a La Dolfina SA por US$ 2,2 millones. “Es un préstamo corporativo que financió una inversión de La Dolfina SA. La sociedad fue disuelta en 2017, luego de que cumpliera con su cometido comercial, que era la adquisición de un activo fijo”, explicaron desde la empresa.

Cambiaso y Vázquez también fueron beneficiarios finales de Estone Holding SA, una sociedad de Islas Vírgenes Británicas que se activó desde agosto de 2014, como mínimo. “Es una compañía cuya actividad es administrar inversiones financieras radicadas en Estados Unidos”, aclararon desde la empresa. Como ocurrió con Lissa Business, también ingresó al sinceramiento fiscal en Argentina en diciembre de 2016 y, meses después, se desactivó en el Caribe.

“Como es de público conocimiento, Cambiaso tiene una parte relevante de su actividad profesional en el exterior y, por lo tanto, de sus ingresos, lo que implica mantener relaciones comerciales con agentes fuera de Argentina”, explicaron desde La Dolfina. Y aclararon que todas estas sociedades están en regla, aunque ante la consulta periodística prefirieron no mostrar las declaraciones juradas del polista. Por último, Cambiaso también aparece en Glory International Advisors, que fue desactivada para la misma fecha.

Pieres

Gonzalo Pieres.
Ricardo Pristupluk / LA NACION


Gonzalo Pieres (Ricardo Pristupluk / LA NACION/)

Por su parte, uno de los polistas más destacados de los ‘90, Gonzalo Pieres, y sus hijos Gonzalo, Facundo y Nicolás Pieres, aparecen como beneficiarios finales de 12 sociedades offshore. En algunas figuran vinculadas con Ellerstina, el equipo familiar. Son: Montbrook Overseas, Anatev Enterprises, Montjar International Ltd, Colcat Investments Ltd, Carmall Finance SA, Pirane Company, Niblue Company, Tesial Ltd, Milstead Corp, Joyton International, Caval Ltd y Ambro Ltd.

La mayoría de esas compañías se crearon entre 2005 y 2017 en Islas Vírgenes Británicas y Panamá, y, en varios casos, están asociadas a cuentas en el Merryl Lynch (Estados Unidos) y en el Inteligo Bank. Aunque los documentos que integran Pandora Papers no aportan información sobre cuántos fondos manejaron, en algunas sí constan datos de ese tipo. Un ejemplo es Montbrook Overseas, una offshore creada en julio de 2007 en Panamá.

El beneficiario final de esa sociedad fue Gonzalo Pieres (padre), en tanto que Ellerstina Polo Club aparece como “cliente”, según los documentos internos del estudio Alcogal. Se abrió una cuenta bancaria en el Inteligo Bank cuyo saldo eran de US$ 6,9 millones en julio de 2016. En los documentos también aparece una carta que indica que Ellerstina Polo Club se comprometía a abonar las eventuales indemnizaciones de quienes participaban en la sociedad ante posibles demandas judiciales.

Ante la consulta del equipo local de ICIJ, sin embargo, la familia Pieres declinó responder para qué se armó esa red de sociedades offshore o si estaban declaradas ante la AFIP.

Los Heguy

La investigación judicial sobre la exportación de caballos también le trajo problemas al tetracampeón del Abierto Argentino de Polo, Eduardo “El Ruso” Heguy, quien se presentó ante el estudio panameño OMC, especializado en armar sociedades offshore, como exjugador, empresario agropecuario y criador de caballos de polo dedicado a la venta de estos animales.

Esas fueron las explicaciones que ofreció al constituir Undera International Limited en agosto de 2018. La firma offshore de Islas Vírgenes Británicas manejó US$ 1,5 millones, según él mismo declaró. Detalló que esos fondos, cuyo origen eran sus negocios en Argentina, serían invertidos en activos financieros a través de una cuenta bancaria en el Morgan Stanley de Estados Unidos.

El Ruso Heguy, uno de los emblemas polísticos de la familia y papá de Pedro.
El Ruso Heguy, uno de los emblemas polísticos de la familia y papá de Pedro.


El Ruso Heguy, un emblema del polo

El estudio OMC encendió las alarmas días después de que Heguy completara un formulario como beneficiario final de la sociedad. El 10 de agosto de 2018, un cruce de correos electrónicos entre los empleados del bufete bajo el título “Mega-urgente” reportó que habían encontrado algunas “adversidades” sobre la familia Heguy y su actividad como polistas profesionales. La oficial de compliance pidió chequear si Eduardo Heguy se encontraba bajo investigación en la Argentina por presunto contrabando de caballos de polo. Y solicitó que el cliente enviara una declaración de origen de los fondos y referencias bancarias.

“Hablamos con el cliente sobre los links enviados”, indicó la ejecutiva del estudio OMC en alusión a los artículos de prensa sobre la denuncia de la AFIP, “y nos confirmó que los mismos son sobre Ignacio Heguy, su hermano. Eduardo no estuvo vinculado y tampoco lo nombran los periodistas”, abundó la ejecutiva. “Eduardo es jugador de polo profesional, entrenador de polo, criador y vendedor de caballos de polo. También es productor agropecuario. Todo lo cual constituye el origen de sus fondos”, detalló.

Basado en esas respuestas, el estudio OMC decidió avanzar con la constitución de la sociedad. Al igual que con la familia Pieres, el equipo local de ICIJ envió un listado de preguntas a Eduardo Heguy, pero nunca respondió.

Novillo Astrada

Los Novillo Astrada también aparecen en los “Pandora Papers”. Miguel, integrante del equipo La Aguada, figura como beneficiario final de las sociedades Summer Solstice y Temperance Way Corp, ambas creadas en las Islas Vírgenes Británicas entre septiembre y diciembre de 2018.

El polista y su mujer tocaron las puertas de otro estudio especializado en estructuras offshore, Trident Trust, para montar esas compañías. Temperance Way Corp se creó para “actividad profesional de polo”, así como “cría y entrenamiento de caballos de polo”, indicó en el formulario. Novillo Astrada se presentó como polista profesional, residente fiscal argentino, y detalló que utilizaría esa offshore para guardar gestionar dinero, caballos y equipamiento por un valor estimado de 200.000 dólares. ¿Origen de los fondos? Señaló su salario y ahorros personales.

Todos mis negocios están debidamente declarados en Argentina. No tengo idea de ninguna investigación de la justicia por contrabando de caballos, nunca estuve imputado. Sé que hace varios años hubo un problema con las exportadoras de caballos, pero yo no tuve absolutamente nada que ver”, remarcó Novillo Astrada ante la consulta del equipo local de ICIJ. Declinó mostrar su declaración tributaria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.