Pandilleros liberan a rehén tras motín en correccional de Guatemala

Un rehén habla con los periodistas en el Centro de Detención Juvenil Masculino de San José Pinula, al este de la Ciudad de Guatemala, el 20 de marzo de 2017 (AFP | JOHAN ORDONEZ)

Pandilleros presos en un correccional de menores de Guatemala liberaron con heridas graves a un funcionario que mantenían como rehén, tras amotinarse este jueves para exigir visitas conyugales y estufas, informaron las autoridades.

"Se entabló una mesa de diálogo, se llegó a un acuerdo y nos entregaron al monitor" (trabajador del correccional), retomando el control del lugar, dijo a periodistas el subdirector de operaciones de la Policía Nacional Civil, Erwin Mayen.

El monitor fue retirado del lugar en una ambulancia pues tenía heridas con arma blanca en abdomen, tórax, cráneo y mano izquierda.

Los incidentes comenzaron en horas de la mañana en el centro de detención Las Gaviotas, ubicado en la periferia sur de la capital, que dejó también otros cuatro monitores con heridas graves en el cuerpo y cráneo.

Explicó que los 42 pandilleros de la temible Mara Salvatrucha que se amotinaron fueron trasladados a tribunales por las agresiones contra los monitores y el motín.

Entre los pandilleros remitidos a tribunales figuran 33 mayores de edad, toda vez que el delito lo cometieron cuando aún eran menores de 18 años y la ley establece que al cumplir esa edad no pueden ser trasladados a un penal de adultos.

Los pandilleros exigían un pliego de peticiones como visitas conyugales y estufas para cocinar sus propios alimentos, indicó anteriormente la portavoz de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia (SBS), Pamela Motta.

Motta explicó que las visitas conyugales están prohibidas en la ley por ser menores de 18 años.

Sin embargo, los funcionarios no explicaron si los pandilleros lograron obtener alguna de sus peticiones.

En el correccional hay unos 500 menores en resguardo, todos con algún conflicto con la ley.

El 20 de marzo, pandilleros de la mara Barrio 18 se amotinaron en un correccional de San José Pinula, 10 km al este de la capital, con saldo de cuatro monitores muertos.

El 8 de marzo se registró otra tragedia en Guatemala cuando 41 muchachas murieron durante un incendio en un refugio de menores mixto, tras protestar para denunciar malos tratos y pésima alimentación.

Los centros involucrados en esos incidentes están bajo el cargo de la SBS, entidad que en las últimas semana ha sido fuertemente criticada por la forma de operar e impulsar la rehabilitación de los jóvenes.

Tres funcionarios de SBS enfrentarán un proceso penal por la muerte de la 41 niñas.

Actualmente, la SBS tiene cinco hogares de protección y cuatro correccionales bajo su cargo.