Pandillas, crisis política e inflación llevan a la economía de Haití al borde de la implosión

·1  min de lectura

Arrastrada por la criminalidad de las pandillas y subvenciones de un gobierno carente de legitimidad, la economía haitiana se encuentra hoy al borde de la implosión ante los efectos de la guerra en Ucrania.

El alza mundial de los precios del combustible interviene en el peor momento para las autoridad de la isla: la subida de las tarifas en las gasolineras que ordenó en diciembre aún no ha sido digerida por la población. En Haití, este mercado estratégico es regulado por el Estado. Para comprar la paz social, los gobiernos sucesivos evitan generalmente tocar este expediente sensible. Antes de diciembre, el anterior alza de precios del combustible databa de mayo de 2017. Pero desde hace seis meses, los litros de gasolina y diésel cuestan respectivamente 56 centavos y 78 centavos de euros para el consumidor.

- Insostenible subvención -

Y la carga de reembolsar la diferencia a las compañías petroleras que importan y venden en Haití se ha vuelto demasiado pesada para las autoridades con el brinco de los precios causado por el conflicto en Ucrania. "Este año, las subvenciones de los combustibles aumentaron en más de 200%", lo que suma "alrededor de 18.000 millones de gourdes", es decir unos 153 millones de euros, precisa el economista Kesner Pharel.

Este monto, que representa dos veces los fondos atribuidos al Ministerio de Salud, no resuelve nada en materia de miseria para el 60% de los haitianos que viven por debajo del umbral de pobreza. "Eso no ayuda en el plan social porque se trata de una subvención generalizada: no apunta a la gente más desfavorecida", analiza Pharel.

- Harina 30% más cara -

- Huida de los empresarios a República Dominicana -


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.