Por pandemia, retiran a más de 300 vendedores ambulantes

·2  min de lectura

LOS REYES LA PAZ, Méx., diciembre 22 (EL UNIVERSAL).- El gobierno local retiró a más de 300 vendedores ambulantes y cerró más de 100 negocios de giros considerados no esenciales, en la cabecera municipal, porque se negaron a acatar las disposiciones sanitarias que se aplican desde el sábado, cuando entró en vigencia el semáforo rojo epidemiológico en el Estado de México debido al aumento de contagios y muertes de Covid-19.

El ayuntamiento informó que varios líderes del comercio informal del centro de la localidad ubicada en la zona oriente del Valle de México se rehusaron a retirar sus puestos de manera voluntaria y cumplir con las medidas establecidas para el funcionamiento del comercio.

Aun cuando desde el sábado estaba prohibida la instalación del comercio informal en la vía pública por el riesgo que existe de contagios de coronavirus, cientos de personas se aglomeraron en el primer cuadro del municipio, tanto vendedores como clientes y muchos establecimientos comerciales de actividades no esenciales abrieron de manera normal.

Este martes, personal del gobierno local llevó a cabo recorridos por las principales calles de la cabecera municipal para evitar la colocación de puestos semifijos y la apertura de establecimientos no esenciales.

"Durante los recorridos, en los que participaron elementos de las direcciones de Seguridad Ciudadana y Desarrollo Económico, así como de la Coordinación de Protección Civil y Bomberos, se recordó a los comerciantes que estas disposiciones son de ordenanza estatal y que son necesarias para frenar el alarmante incremento en la cifra de contagios de Covid-19".

"Actualmente, el derecho a la protección de la salud continúa siendo el principal objeto de toda acción gubernamental y social", dijo la alcaldesa morenista, Olga Medina Serrano.

Las autoridades de Los Reyes La Paz no aplicaron por ahora sanciones a los infractores, pero advirtieron que si no acatan las disposiciones sanitarias sí las impondrán, según lo establecido en el Bando Municipal.

"El gobierno municipal acepta públicamente la Recomendación General 3/2020 de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, que pide a todos los representantes constitucionales e integrantes de los 125 municipios de la entidad, robustecer las disposiciones orientadas a reducir y evitar reuniones presenciales; exhortando a las autoridades auxiliares, administrativas, religiosas, deportivas, políticas y vecinales, a que se abstengan de organizar, promover o consentir reuniones de amplia convocatoria", dijo la edil.