La pandemia reduce el número de visitas a los cementerios en Nicaragua

·2  min de lectura

Managua, 2 nov (EFE).- Los nicaragüenses acudieron este martes en mucha menor medida que otros años, debido a la pandemia en curso, para recordar a sus seres queridos en el Día de los Muertos, que conmemoran cada 2 de noviembre.

Aunque en menores cantidades que en años anteriores, los nicaragüenses visitaron los sepulcros de sus familiares fallecidos, para llevarles ofrendas florales y rezar por ellos.

Otros aprovecharon la visita para limpiar, pintar y decorar las tumbas de sus deudos, bajo un silencio que contrastó con el bullicio y actividades religiosas de los años previos a la crisis sociopolítica de 2018, acentuada por la pandemia de covid-19.

En algunos momentos del día la calma fue interrumpida en algunos cementerios por grupos de trabajadores del Estado y miembros del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), quienes rindieron homenaje a personas que consideran héroes del partido.

Los funcionarios y sandinistas, ataviados con la bandera rojinegra del partido de gobierno, se hicieron acompañar de flores y música de mariachis, una costumbre en Nicaragua cuando se trata de despedir y recordar a un fallecido.

Por su parte, los opositores, que por razones de seguridad no suelen visitar los cementerios en esta fecha dedicaron mensajes a sus seres queridos desde las redes sociales.

La Articulación de Movimientos Sociales (AMS), que aglutina a 60 organizaciones de la sociedad civil críticas del presidente Daniel Ortega, hizo referencia directa al contexto en que se conmemora este Día de los Muertos.

“Conmemoramos en esta fecha a todas las víctimas directas e indirectas de la represión por la dictadura. A todas las personas que han perdido a un ser querido en medio de la pandemia. A todas las madres que han perdido a sus hijos por la violencia machista, ¡ni perdón, ni olvido”, destacó la AMS, en un pronunciamiento.

La semana pasada el Ejecutivo había ordenado descanso, a cuenta de vacaciones, los días lunes y martes, para todos los trabajadores del Estado, el primero por ser Día de todos los Santos, y hoy por ser Día de los Muertos.

La medida no incluyó al personal cuyas actividades fueran imprescindibles, ni a los trabajadores de Centros de Salud, donde continuaron aplicando las vacunas contra la covid-19.

En el caso del sector privado, los trabajadores tienen derecho a pedir el día a cuenta de vacaciones en una negociación directa con sus empleadores.

Nicaragua es un país de 6,5 millones de habitantes, que suelen depositar su fe en las creencias cristianas, de los cuales el 58,5 % se consideran católicos, según datos oficiales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.