Pandemia provoca un nuevo récord de venta de cigarrillos durante 2020 en Estados Unidos

·4  min de lectura

Algunos de nosotros tomamos nuevos pasatiempos, nos pusimos en forma, vimos un sinfín de programas en Netflix y perfeccionamos nuestro pan horneado durante la pandemia. Pero resulta que los viejos hábitos son difíciles de matar, ya que muchos de nosotros nos entregamos a nuestra adicción al tabaco, según nuevos datos que muestran que las ventas de cigarrillos alcanzaron un récord de 20 años en 2020.

El nuevo Informe sobre cigarrillos de la Comisión Federal de Comercio, realizado con datos de las principales empresas tabacaleras Reynolds American, Altria Group, ITG Holdings USA y Vector Group Ltd, muestra que las ventas de cigarrillos aumentaron un 0.4%: 203 mil 700 millones de cigarrillos desde 202 mil 900 millones en 2019.

Algunas de las mayores ventas podrían deberse a reducciones de precios, pero muchos expertos sugieren que la pandemia sí tuvo un efecto.

La compra de cigarrillos al por mayor alrededor de los confinamientos era una tendencia, mientras tanto, había una clara falta de servicios de salud disponibles durante las restricciones, incluidas las instalaciones para adicciones.

Las cifras no sorprenden a muchos profesionales de la salud.

"No me sorprende", declaró a The Independent el doctor Damir S. Utrzan, quien es el gerente de Servicios de Salud Mental en la organización de defensa y tratamiento de adicciones Hazelden Betty Ford Foundation. Hay elementos conductuales de control en el acto de fumar, explica Utrzan. "Las personas buscan cualquier forma en la que puedan sentir que tienen el control, parte de esto es conductual, por lo que saben que pueden encender un cigarrillo y saben que pueden sentirse mejor".

Luego está la liberación física por fumar, los efectos químicos de los cigarrillos. A medida que la nicotina ingresa al torrente sanguíneo, viaja al cerebro, donde libera neurotransmisores, incluida la dopamina; hay una recompensa química de corta duración, que algunos dicen que frena el estrés. “A corto plazo, reduce la ansiedad de inmediato”, explica Utrzan. "Sin embargo, a largo plazo, la forma en que se liberan las sustancias químicas en el cuerpo después de la inhalación de nicotina en realidad causa más ansiedad y retroalimenta un mayor deseo de nicotina".

Las tasas de consumo de tabaco en general han disminuido con el tiempo, pero 2020 marca una reversión de una tendencia a la baja de larga duración. Según Don Burke, vicepresidente sénior de Management Science Associates en Pittsburgh, "el consumo total de nicotina en Estados Unidos aumentó un 3.4%", dijo a CSP. "Claramente la pandemia tuvo un impacto".

Leer más: Cigarrillos electrónicos no ayudan a las personas a dejar de fumar, según una nueva investigación

Los impuestos al tabaco y las prohibiciones de fumar en lugares públicos contribuyeron a la disminución del hábito de fumar hasta 2019, pero con los lugares cerrados hubo menos compromisos sociales que permitieron más "ocasiones de consumo de tabaco", dijo a los inversores el director ejecutivo de Altria, Billy Gifford, informó The Washington Post. Gifford también sugirió que más tiempo y dinero de los controles de estímulo podrían haber sido un factor determinante en el aumento de las ventas de cigarrillos en 2020.

Se están realizando estudios sobre los impactos de la pandemia en las redes de apoyo y los grupos de apoyo para adicciones, ya que los expertos dicen que el aislamiento crea más oportunidades para satisfacer nuestras adicciones. "Hemos visto a personas cuya batalla contra la adicción se ha amplificado y aumentado, o han recaído, debido al aislamiento social. He hablado con muchas personas que durante la pandemia se han sentido solas y deprimidas y sienten que los cigarrillos son lo único que tienen", agrega Utrzan.

Rebecca Smith, administradora de trabajo social de Buncombe Health and Human Services está de acuerdo. "El aislamiento, así como el miedo y la ansiedad en torno al impacto en nuestra capacidad para satisfacer las necesidades básicas, creo que esas dos cosas han impactado dramáticamente la salud mental de las personas y su uso de estrategias de afrontamiento desadaptativas, como sustancias, para aliviar esos factores estresantes", declaró Smith al Asheville Citizen Times.

Sin embargo, el aumento de las ventas de cigarrillos no parece ser una tendencia continua, las ventas de cigarrillos tradicionales se redujeron en un 4.9% en la tienda de conveniencia de Nielsen durante un período de cuatro semanas que finalizó el 27 de marzo de 2021. Los analistas atribuyen esto a una serie de factores, entre ellos los fabricantes aumentan sus precios de lista y se eliminan los pedidos de permanecer en el hogar en todo el estado.

La interacción social, las restricciones para fumar en lugares públicos y los servicios para dejar de fumar nos ayudan a controlar la necesidad de fumar. Pero existe una gran demanda de apoyo para adicciones en todo el país, dice Utrzan. "Hemos visto una afluencia de personas que buscan apoyo, la demanda de nuestra atención supera con creces la disponibilidad de los servicios". Él aconseja utilizar a amigos y familiares como una red de apoyo tanto como sea posible.

Relacionados

Los seres humanos han consumido tabaco durante 12.300 años, según nuevo descubrimiento

San Francisco prohíbe fumar tabaco dentro de apartamentos; la marihuana está permitida

Biden “reducirá la cantidad de nicotina en los cigarrillos”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.