Ante pandemia, México requiere otra medicina financiera: Concamin

 

México, 19 Mar (Notimex).- El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes Díaz, demandó al gobierno federal un combate eficaz contra el COVID-19 y reconocer “sin regateos el problema y sus riesgos y actuar decidida e inmediatamente”.

En una carta en la que afirmó que “sin la Industria México no es viable”, Cervantes Díaz expuso su sentir y propuestas para la “imprevisible prueba” que representa la pandemia que presiona fuertemente la condición financiera del país y de su gobierno.

“Sabedores de que hoy se reúne el Consejo de Salubridad General para analizar la situación que priva ante el virus, propuso acciones que no necesariamente implican costos fiscales, sino más bien una acción coordinada.

Reconoció que la pandemia ya nos empieza a afectar, “estamos a prueba” y debemos atender la salud, la economía y hasta la inquietud en la población que hay que contrarrestar.

Al tiempo de refrendar su compromiso con el país, el presidente de Concamin reconoció que hay una afectación en el sistema económico financiero del país, además, el Estado Mexicano carece de la capacidad de Estados Unidos, Europa o China de crear apoyos y programas aislados.

Incluso dijo, los programas de inyección financiera creados por la Reserva Federal estadunidense no han tenido éxito, por lo que es preciso aceptar que “se requiere otra medicina económica financiera”, dado que “la ortodoxia no funcionará, se requiere una visión integral que atienda a la realidad mexicana”.

De acuerdo con el dirigente empresarial, el problema es mayor pues “ya llegó al desempleo, por lo que existe un alto riesgo de que llegue al consumo y conduzca a una recesión”.

Aunado a este panorama, estimó que en el exterior “aumentarán las restricciones de comercio internacional y el financiamiento", por lo que insistió en que “sin unidad no lograremos avanzar”.

Por ello, propuso acciones inmediatas para mantener funcionando la economía, “asegurar su continuidad” y evitar el colapso de las empresas y por tanto del empleo.

Propuso mayor coordinación en los tres niveles de gobierno. Además, negociar con Estados Unidos y Canadá -respetando las decisiones de seguridad nacional, a fin de que exista un mayor flujo de bienes y servicios.

Entre las propuestas de la Concamin están algunas “sin costo fiscal”, como garantizar el flujo de todas las modalidades de transporte para no afectar flujo de mercancías y reforzar su seguridad; además de destrabar la inversión privada y no aplicar ninguna modificación del marco regulatorio, además de destacar la necesidad de instrumentar una política industrial.

Por último, propuso medidas con costo fiscal pero “benéficas para México” como devolución de saldos de IVA, que la banca de desarrollo reactive el factoraje, que el gobierno pague a sus proveedores, reducción del impuesto a la nómina y reducir a cero la meta del superávit, a fin de invertir aunque sea 0.4 por ciento a carreteras.

-Fin de nota-

NTX/YZM/MTG