La pandemia frenó la pesada maquinaria electoral estadounidense

Agentes electorales en Detroit el 4 de noviembre de 2020