Pandemia no se ha desbordado por reapertura

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 1 (EL UNIVERSAL).- La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, aseguró que desde que se estableció el semáforo naranja en la capital, hace 45 días, no se ha desbordado la pandemia; sin embargo, advirtió que si es necesario contenerla, se tendrá que regresar al color rojo.

"Hemos destinado recursos humanos, económicos, lo mejor de la Ciudad para poder contener la pandemia. Hasta ahora, cuando llevamos ya casi 45 días que iniciamos con las primeras actividades económicas no se ha desbordado, y que sepa la población que estamos todos los días revisando, que si es necesario, por contención, regresar al semáforo rojo, lo vamos a hacer, pero no nos adelantemos", dijo.

Confió que con las medidas de sanidad que se han establecido se podrán mantener las circunstancias favorables para avanzar al semáforo amarillo y no retroceder al rojo. Este viernes EL UNIVERSAL publicó que el Gobierno capitalino y las 16 alcaldías implementaron 349 acciones para hacer frente a la emergencia sanitaria como facilidades administrativas, señalización de zonas de alto contagio, entre otras, pero los contagios, decesos y hospitalizaciones van al alza.

Sheinbaum Pardo explicó que se tomó la decisión de continuar en semáforo naranja para la semana del 3 al 7 de agosto al notar que este jueves hubo una reducción de 99 camas de hospitalización general, pese a que durante los 11 días previos se mantenía un incremento de 16 camas ocupadas al día. Esta es la sexta semana consecutiva que la Ciudad estará en semáforo naranja y a partir de la próxima se reactivarán las actividades del Poder Judicial federal y de la Ciudad de México, con todas las medidas de sanidad, y también se reabren ventanillas únicas para atención ciudadana de las alcaldías y del Gobierno central por medio de cita.

Se espera que 7 mil 957 trabajadores regresen a sus actividades; 5 mil 356 de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y Consejo de la Judicatura Federal (CJF), y 2 mil 601 de las alcaldías, dependencias y entes públicos locales. La mandataria capitalina comentó que, tras un análisis con el sector restaurantero, se decidió ampliar el horario de servicio desde las 7:00 horas para ofrecer desayunos, y concluir hasta las 22:00 horas.

En tanto, el titular de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), José Antonio Peña Merino, comentó que a partir del lunes 3 de agosto se habilitará el sitio https://empresasresponsables.cdmx.gob.mx donde las empresas y los laboratorios deberán reportar los resultados de las pruebas que realizan a partir de la misma fecha con el objetivo de identificar casos positivos de Covid-19, brindar seguimiento médico y apoyo para que permanezcan en casa 15 días y romper la cadena de contagios.

La jefa de Gobierno capitalina expuso que para llevar a cabo las medidas de contención de la pandemia hay coordinación con alcaldías, gobierno local y del Estado de México.

"Lo estamos haciendo, justo el día de hoy [ayer viernes] hablé con el gobernador [Alfredo] del Mazo. Normalmente los viernes nos llamamos para saber cuál es la circunstancia de cada uno de los estados y compartimos información de los semáforos", explicó Sheinbaum Pardo.

Mientras que con el gobierno federal recordó que todos los días hay una reunión a las 10:00 horas donde se revisa la evolución de la pandemia y se toman decisiones sobre la falta de medicamentos, insumos y otros temas relacionados.

Estado de México, en semáforo naranja. El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, informó que la próxima semana la entidad permanecerá en semáforo naranja luego de 15 días de haber pasado a esta fase que, subrayó el mandatario, sigue siendo de alto riesgo de contagio de Covid-19.

El gobernador mexiquense añadió que el reto futuro es recuperar la economía y los empleos de las familias del estado sin descuidar la salud, para que el regreso a las actividades sea seguro.

Recordó que en esta fase es necesario continuar y reforzar las medidas sanitarias y que de acuerdo al monitoreo diario, se observó que el ritmo de contagio y los pacientes que requieren hospitalización se siguen reduciendo.