La pandemia sigue desatada en Chile tras cuatro meses de trepidante vacunación

·4  min de lectura

Santiago de Chile, 3 jun (EFE).- Chile cumple este jueves cuatro meses desde que inició uno de los procesos de vacunación más rápidos y elogiados del mundo, pero la pandemia sigue desatada, las unidades de cuidados intensivos saturadas al 97 % y los contagios continúan aumentando.

El anhelado retorno a la normalidad sigue lejos pese a haber vacunado con dos dosis a más del 53 % de la población objetivo y con una inyección al 72 %, lo que equivale a casi 11 de los 19 millones de habitantes.

"Tenemos un sistema hospitalario muy exigido, con una ocupación muy alta (...) Lo que tenemos que hacer es aumentar la vacunación entre los grupos rezagados y pedir la colaboración de las clínicas para que aumenten sus camas", alertó el ministro de Salud, Enrique Paris.

En las últimas 24 horas, el país volvió a superar los 8.000 contagios nuevos, una de las cifras más altas de toda la pandemia que evidencia que el país no ha logrado dejar atrás la grave segunda ola que comenzó en marzo, tras las vacaciones de verano.

Pese a la vacunación, ni los contagios ni los ingresos a unidades de cuidados intensivos disminuyen: quedan menos de 150 camas libres en unidades de este tipo en todo el país y se han registrado más de 3.200 pacientes graves este jueves.

En tanto, el ministro de Salud defendió que la vacunación sí ha logrado reducir el número de fallecidos, de 200 diarios en promedio durante la primera ola de la pandemia (en junio y julio de 2020) a 120 de los últimos días.

"Atravesamos el peor momento, con equipos cansados y la red de salud superada (...) Se requiere un cambio de gobernanza de la pandemia", afirmó la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches.

SUSPENSIÓN DE ASTRAZENECA EN MENORES DE 45 AÑOS

En la misma jornada, se anunció la suspensión temporal de la administración de segundas dosis de la vacuna de AstraZeneca en menores de 45 años tras detectarse un caso trombosis en un joven de 31 años.

La vacuna inglesa, de la que se han aplicado 326.560 dosis en el país, se aprobó en abril para su uso de emergencia en mujeres mayores de 55 años y hombres mayores de 18 años.

Chile también autorizó la del laboratorio chino Sinovac, la de aplicación mayoritaria en el país y de la que ha recibido alrededor de 18 millones de dosis; la de Pfizer/BioNTech, de la que llegaron 4 millones de dosis, y la del laboratorio chino CanSino, al que compró 1,8 millones.

Los expertos apuntan a la negociación anticipada y diversificada, así como la amplia red de atención primaria, como factores clave de la velocidad de la inmunización, a la que ya han podido acceder de forma voluntaria todos los mayores de 25 años, así como los sanitarios, enfermos crónicos y trabajadores esenciales.

CUARENTENAS Y PRIMEROS DÍAS DEL CARNÉ DE VACUNADOS

El alza de casos ha llevado a las autoridades a volver a poner en cuarentena a partir de la semana que viene a una decena de barrios, varios de ellos de la capital, que había logrado abandonar el confinamiento que se decretó en marzo para más del 90 % de la población.

El país mantiene desde entonces el cierre de fronteras, el toque de queda de 22.00 horas a 5.00 horas y los cines, museos e instalaciones deportivas clausurados en la mayor parte del país.

En medio de este escenario, se habilitó el pasado miércoles un carné para vacunados que otorga mayores libertades a quienes hayan completado su esquema de vacunación hace 14 días o más, y que permite viajar entre regiones, excepto a quienes vivan en barrios confinados.

La medida no estuvo exenta de polémica: mientras que para algunos supone un respiro tras las estrictas cuarentenas que dispararon los indicadores de salud mental y supusieron el fin para miles de negocios, otros, especialmente voces de al comunidad médica, estiman que no es el momento epidemiológico adecuado.

"Estamos viviendo un drástico aumento de casos y esta medida podría implicar muchas más complicaciones que beneficios", explicó a Efe el secretario general del Colegio Médico de Chile (Colmed), José Miguel Bernucci.

"Todavía hay incertidumbre respecto a la circulación de variantes como la brasileña o la andina y deberíamos mantener la cautela", agregó por su parte Nicolás Muena, virólogo de la Fundación Ciencia y Vida.

Patricia Nieto Mariño

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.