Pandemia agudiza falta de recursos en iglesias protestantes latinas en EE.UU.

Agencia EFE
·3  min de lectura

Denver (CO), 10 nov (EFE News).- La pandemia del coronavirus ha tenido un fuerte impacto negativo en la economía de la mayoría de las iglesias protestantes o evangélicas latinas en Estados Unidos, debido a un marcado descenso en las donaciones y la ayuda financiera, revela un estudio nacional difundido este martes por LifeWay Research.

El informe, basado en entrevistas con 1.000 pastores de todo el país, indica que hasta 82 % de las iglesias latinas se habrían visto afectadas por la situación económica adversa creada por la pandemia, con un efecto “muy negativo” en 20 % de esas congregaciones.

Además, 50 % de las iglesias latinas cuentan este año con menos donaciones y ofrendas que en 2019, y 90 % de esas iglesias carecen de los recursos económicos necesarios con sus programas y actividades al mismo nivel que antes de la pandemia.

Como comparación, 50 % de las iglesias con mayoría de feligreses blancos no han sufrido impacto económico alguno por la covid-19, incluyendo un 15 % de iglesias para las cuales el coronavirus tuvo “un efecto económico positivo”.

LifeWay Research estima que, sin importar la etnicidad de las congregaciones, 48 % de todas las iglesias protestantes de Estados Unidos ahora enfrentan problemas económicos, la cifra más alta desde el 51 % registrado en enero de 2016 y cercana al 57 % detectado en febrero de 2009, es decir durante la más reciente recesión económica.

“La recuperación de aquella recesión fue lenta para muchas iglesias”, explicó Scott McConnell, director ejecutivo de LifeWay Research, en declaraciones enviadas a Efe.

“Incluso en una buena economía, puede resultar sencillo enfocarse en factores externos que afectan las finanzas de las iglesias. Claramente, muchos pastores ven que la recesión de 2020 está impactando sus iglesias”, agregó.

La situación se complica más para las iglesias latinas por dos factores. En primer lugar, en promedio 80 % de los miembros de esas iglesias son inmigrantes de primera generación, situación comúnmente asociada con menor capacidad económica.

En segundo lugar, pese a la importancia de los latinos para el crecimiento en general de las iglesias en Estados Unidos, la ayuda financiera que esas iglesias reciben de sus denominaciones se provee “a un nivel mucho más bajo” que la ayuda que se destina a otras iglesias.

En números concretos, según reportó LifeWay Research en octubre de 2019, mientras las iglesias latinas a las que las denominaciones proveen ayuda reciben de promedio 12.000 dólares al año de sus denominaciones, las otras iglesias reciben de promedio casi 44.000 dólares anuales. Sin embargo, 45 % de esas iglesias no reciben ayuda alguna.

"El impacto económico de la covid-19 ha sido dispar en general y también en las iglesias. Y aquellas iglesias con mayos problemas financieros son las que muy probablemente no tuvieron servicios en persona en septiembre pasado”, comentó McConnell.

Otro estudio realizado por LifeWay Research publicado el mes pasado anticipa que hasta 60 % de las congregaciones hispanas de Estados Unidos podrían cerrar sus puertas o reducir significativamente sus ministerios debido a la doble pérdida de feligreses y de donaciones.

(c) Agencia EFE