Panamá suprime el código QR y las pruebas de covid para los viajeros que entren al país

·2  min de lectura

Ciudad de Panamá, 15 sep (EFE).- Panamá no pedirá el código QR de vacunación y las pruebas de covid-19 a los viajeros que ingresen al país, según con un decreto emitido por el Ejecutivo del presidente, Laurentino Cortizo, informó este jueves el Ministerio de Salud (Minsa).

La medida, contemplada en el Decreto Ejecutivo 122 del 14 de septiembre promulgado este jueves en la Gaceta Oficial del Estado, ordena también levantar la obligatoriedad de algunas disposiciones sanitarias establecidas para el manejo de la pandemia en el país, como el distanciamiento físico y el aforo en lugares públicos de gran concurrencia.

El levantamiento de estas medidas de restricción sanitarias toma en consideración la "disminución significativa" en los indicadores de letalidad y hospitalización, por los resultados de la estrategia de vacunación contra la covid-19, a nivel nacional e internacional, su alta efectividad y cobertura en la población nacional, señala el decreto.

El Gobierno de Panamá señala que al suprimir estas restricciones se permite la "reactivación económica nacional", pero manteniendo al mismo tiempo una "permanente vigilancia y control de las situaciones sanitarias emergentes, para proteger la salud de la población".

Panamá, uno de los países con más casos detectados de la covid-19 en Centroamérica, ha entrado en una nueva etapa de lucha contra la pandemia centrada en aprender a convivir con el virus, lo que eventualmente implicará la vacunación anual contra la enfermedad, dijo en julio pasado a Efe el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre.

"Panamá ha ido evolucionando, ha ido madurando, y al final lo que nos toca es aprender a convivir con este virus. Nos va a tocar posiblemente una vacuna anual, así como nos pasa con la influenza. Y para aprender a convivir tenemos que ir dando pasos", afirmó esa vez Sucre.

Entre las restricciones que se han ido relajando está el uso de la mascarilla, una medida impuesta en junio de 2020, que se levantó parcialmente en marzo pasado para los espacios abiertos donde no hubiera aglomeraciones.

Desde julio pasado, la no obligatoriedad de la mascarilla se amplió a todos los espacios abiertos y cerrados, excepto para el transporte público, centros hospitalarios y los manipuladores de alimentos.

El Minsa recomienda que las personas inmunosuprimidas y adultos mayores utilicen la mascarilla.

Panamá acumula a la fecha 984.234 contagios confirmados y 8.487 muertes por la covid-19, de acuerdo con datos del Ministerio de Salud.

(c) Agencia EFE