Panamá le pide a Trump respiradores y test como apoyo en su lucha contra el COVID-19

Agencia EFE

Panamá, 9 may (EFE).- El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, pidió a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, respiradores y pruebas PCR y serológicas como apoyo para el combate de la pandemia del COVID-19 en el país, el más afectado en Centroamérica por la enfermedad, informó este sábado el Gobierno panameño.

El mandatario panameño informó a través de su cuenta de Twitter que este sábado recibió "una cordial llamada del presidente Donald Trump para intercambiar ideas sobre el COVID-19, enemigo que está atacando nuestros países y nuestra gente".

"Como amigo y aliado (el gobernante estadounidense) nos ofreció ayuda", dijo Cortizo, y precisó que en ese sentido solicitó "apoyo con ventiladores, pruebas PCR y pruebas serológicas".

El Gobierno panameño agregó en un comunicado que equipos de ambos países "estarán coordinando a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, la solicitud de cooperación realizada al presidente Trump".

Panamá, que registró su primer contagio del nuevo coronavirus el 9 de marzo pasado, acumulaba hasta el viernes 8.070 casos y 231 muertes por COVID-19, las cifras más abultadas de Centroamérica.

La respuesta sanitaria de Panamá a la pandemia, con la instauración de una cuarentena nacional indefinida y la realización masiva de pruebas (9.432 por cada millón de habitantes hasta el viernes) ha sido alabada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Pero una iniciativa para hacerse con respiradores para los casos graves de COVID-19 generó una controversia luego de que el Ministerio de la Presidencia intentara comprar esos aparatos por más de 48.000 dólares cada uno, muy por encima de los entre 6.000 y 10.000 dólares que valían antes de la pandemia.

Este caso llevó a la Fiscalía panameña a abrir un expediente por supuesta corrupción, obligó a dimitir a un viceministro y generó pedidos por parte de grupos de ciudadanos de la renuncia del ministro de la Presidencia, José Gabriel Carrizo, quien además es el vicepresidente del país.

Por otra parte, las autoridades de Salud han señalado que se requiere realizar test masivos serológicos y de PCR para ir preparando la vuelta a la "nueva normalidad" en el país en medio de la pandemia del COVID-19.

Desde mediados de marzo los comercios e industrias no esenciales de Panamá se encuentran cerrados, a lo que se sumó el cierre de las fronteras, por lo que multilaterales proyectan que la crisis del COVID-19 hará decrecer la economía local en un 2 % del producto interno bruto (PIB) este año, tras una expansión del 3 % en el 2019, la tasa más baja en una década.

(c) Agencia EFE