Panamá inhabilita a Odebrecht para futuras licitaciones

·3  min de lectura

PANAMÁ (AP) — Panamá anuló un contrato con la constructora brasileña Odebrecht para la ampliación del principal aeropuerto del país, con lo cual la empresa queda inhabilitada para participar en futuras licitaciones y contrataciones con el Estado. La firma sudamericana argumenta que la resolución panameña carece de sustento legal y que el contrato aún sigue vigente.

Según Odebrecht, envuelta en un escándalo de corrupción internacional desde 2016, no se ha incumplido el contrato y enfatizó que la obra para la cual fue contratada está terminada en un 99,9%.

La ampliación del aeropuerto internacional de Tocumen, llamada Terminal 2 y cuya construcción superó los 912 millones de dólares, aumentará la capacidad del aeropuerto de 16 a más de 20 millones de pasajeros al año.

El gerente general del Aeropuerto Internacional de Tocumen, Raffoul Arab, informó que el contrato fue rescindido “por incumplimiento de las obligaciones convenidas”, sin dar más detalles. En un comunicado la terminal aérea, cuyas acciones pertenecen en su totalidad a Panamá, dijo que en cumplimiento de la ley que regula la contratación pública “también se procedió a inhabilitar al contratista CNO, S.A. (Odebrecht) por incumplimiento de contrato, lo cual impide su participación en licitaciones y a contratar con el Estado panameño”.

El documento explicó que en la última adenda se obliga a entregar la obra completamente finalizada al día 30 de septiembre de 2021. No obstante, recalca, al día 27 de este mes se registraron aún 640 elementos pendientes de Ajustes y Complementos, además de otras actividades no ejecutadas que corresponden al alcance original del contrato.

La constructora dijo en un comunicado que la resolución emitida por la terminal aérea “por la que pretende resolver el contrato, carece de fundamento legal y sustento en los hechos”, y aseguró que se mantienen en “el sitio de la obra para concluir los escasos y últimos puntos pendientes que, si al momento no han sido concluidos, es por causas no atribuibles a la constructora”.

Mencionó asimismo que el aeropuerto mantiene un retraso en los pagos, lo que afecta de forma directa la ejecución de la obra. “CNO entiende que lo mejor para el proyecto en términos de menor plazo y costo para el Estado, es que se permita a CNO continuar ejecutando los escasos pendientes que quedan en la obra”.

Odebrecht admitió a fines de diciembre de 2016 haber pagado casi 800 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África para acceder a más de un centenar de obras multimillonarias, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

En el caso de Panamá, la firma pagó sobornos por más de 100 millones, incluido el periodo de 2009-2014 en que gobernó Ricardo Martinelli, según las investigaciones. También habría realizado aportes a campañas electorales, como al partido del entonces candidato a vicepresidente Juan Carlos Varela en los comicios de 2009, por lo cual el exmandatario (2014-2019) está enfrentando actualmente un proceso.

La constructora brasileña, que llegó al país durante el gobierno del presidente Martín Torrijos (2004-2009), se convirtió en el mayor contratista del Estado y formó parte del consorcio que construyó las líneas 1 y 2 del Metro de Panamá, puestas en funcionamiento al final de la administración de Martinelli (2014) y de Varela (2019), respectivamente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.