Panamá espera en una nueva cuarentena las vacunas contra la covid-19

Agencia EFE
·5  min de lectura

Panamá, 24 dic (EFE).- Panamá entra este jueves en una nueva cuarentena para frenar la desbandada de la pandemia que ha llevado al límite a su sistema sanitario, que se está reforzando con médicos extranjeros, y a la espera de que arriben al menos a mediados de enero las primeras dosis de la vacuna contra la covid-19.

A partir de las 7 de la noche de este 24 de diciembre comienza una cuarentena total en Panamá que se extenderá hasta las 5 de la mañana del lunes 28, una medida que se suma a otras restricciones dictadas en las últimas semanas con el objetivo de apaciguar el ritmo frenético con que se propaga el nuevo coronavirus SARS-Cov-2.

El mismo esquema de restricción total de movimiento se aplicará para el fin de año en medio de críticas de los médicos, que piden una cuarentena total de al menos 10 días continuos.

Panamá, un país de 4,2 millones de habitantes, acumula 220.261 casos confirmados y 3.664 muertes desde marzo pasado y se mantiene "registrando la más alta incidencia" o número de casos nuevos de la covid "entre los países de las Américas", de acuerdo con el más reciente informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Entre mediados de noviembre y el 13 de diciembre pasado el promedio de nuevos contagios se disparó un 116 % y las muertes lo hicieron en 108 % en un lapso de dos semanas, según la OPS.

Expertos panameños ha dicho que de mantenerse el actual ritmo pandémico se registrarían en enero 100 muertes diarias - hasta ahora la mayor cifra ha sido 42- y más de 4.000 nuevos contagios al día, un número que aún no se ha registrado en el país.

LAS VACUNAS

Panamá concretó con Pfizer la compra de 3 millones de dosis de su vacuna y se espera que para "finales del mes de enero o primeros de febrero" lleguen las primeras, sostuvo este jueves la viceministra de Salud, Ivette Berrio, que resaltó que este país está en el grupo de los primeros en el mundo que recibirán el fármaco.

Los primeros lotes de la vacuna de Pfizer-BioNTech llegaron en las últimas horas a México (3.000 dosis), Costa Rica (9.750) y Chile (10.000), para comenzar este mismo jueves la vacunación de su personal sanitario.

Pfizer "está programando un cronograma de entrega" del fármaco que "permite a los países" vacunar de manera escalonada, dijo Berrío, que reiteró que en Panamá los grupos prioritarios para recibir la inoculación son "los trabajadores de la salud, los pacientes con enfermedades crónicas, las personas mayores de 60 años y la fuerza pública".

"Panamá ha desarrollado un esquema y una estrategia mediante la cual vamos a recibir 450.000 dosis para comenzar la primera fase" de vacunación, reiteró un comunicado del Ministerio de Salud (Minsa).

En noviembre pasado, las autoridades anunciaron la compra de la vacuna de Pfizer y de 1.000.092 dosis de la de AstraZeneca.

Aunque es previsible que en un "escenario optimista" la región latinoamericana tenga disponible una vacuna contra la covid en el primer trimestre de 2021, hay que tomar en cuenta que "en una primera ronda probablemente se alcance a vacunar al 20 % de la población", dijo a Efe el representante de la OPS en Panamá, Gerardo Alfaro.

"Será necesario mantener todas las medidas (de bioseguridad) que ya conocemos hasta lograr coberturas útiles, lo que representará tener al menos a un 80 % de la población inmune", agregó.

SALUD EN "PUNTO CRÍTICO" Y POLÉMICA POR MÉDICOS EXTRANJEROS

Las autoridades han reconocido que el aumento descontrolado de casos de la covid en las últimas semanas ha colocado al sistema de salud público y privado en "un punto crítico", lo que se intenta paliar habilitando espacios como gimnasios y centro de convenciones para recibir pacientes o la instalación de hospitales de campaña.

Pero el personal sanitario está agotado y es escaso ante las necesidades crecientes. Este jueves llegó al país el primer grupo de 220 médicos especialistas de Cuba, una medida polémica en Panamá donde el ejercicio de esta profesión, al igual que de decenas más, está vedado para los extranjeros.

Además de cubanos, el Gobierno panameño pretende contratar médicos de Estados Unidos, México, Venezuela y Colombia, según anunció el pasado 15 de diciembre el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre.

El decano universitario Enrique Mendoza renunció este mismo jueves como miembro del Consejo Consultivo para el combate la covid debido a la contratación de especialistas extranjeros y por lo la falta de "adopción de medidas de mitigación efectivas frente al reaceleramiento de la pandemia", según explicó en su carta de dimisión.

Al anunciar las restricciones de movilidad para estas dos ultimas semanas del año las autoridades dijeron que buscaban mantener un equilibrio entre las prioridades sanitarias, sociales y la economía, hundida por la pandemia: el desempleo hasta octubre trepó al 18,5 %, la tasa más alta en dos décadas, y el producto interno bruto (PIB) se derrumbó un 20,4 % entre enero y septiembre.

Las ayudas estatales, bolsas de comida y un bono de 100 dólares mensuales para una parte de los afectados por el desempleo que se son calificados de insuficientes por sectores sociales, sindicales y políticos, que denuncian corruptelas e ineficiencia en el manejo de los recursos y se preguntan dónde están los miles de millones de dólares adquiridos mediante emisiones de deuda pública y con préstamos de multilaterales.

(c) Agencia EFE