Panamá con 126.435 casos y 2.597 muertes por covid-19 tiene 30% de asintomáticos

Agencia EFE
·2  min de lectura

Panamá, 21 oct (EFE).- Panamá alcanzó este miércoles los 126.435 casos acumulados de la covid-19 y 2.597 muertes por la enfermedad, informaron las autoridades, que alertaron que cerca del 30 % de contagiados son asintomáticos.

El Ministerio de Salud (Minsa) informó que en las últimas horas se registraron 696 nuevos casos de la covid y 12 fallecimientos, en tanto que a la fecha hay 678 hospitalizados, 561 en sala general y 117 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Aisladas en su domicilio con síntomas leves permanecen 19.952 personas, y otras 483 han sido llevadas a hoteles que funcionan como hospitales temporalmente.

Panamá, desde que descubrió el primer caso de contagio el 9 de marzo pasado, ha aplicado 600.018 test de detección de la covid-19, con la cifra récord de 8.514 en las últimas 24 horas, que arrojan una positividad de 8,2 %, según la información oficial.

El presidente panameño, Laurentino Cortizo Cohen, ha dicho que como parte del combate al virus está el aumento paulatino de las pruebas, y que la meta es llegar a las 10.000 diarias.

Los test por millón de habitantes ascienden a 140.240 en el país centroamericano, que tiene una tasa de letalidad por la covid-19 de 2,1 %.

Las muertes de acuerdo con el rango de edad se concentran entre las personas de 60 a 70 años (1.249) y mayores de 80 (657).

Panamá, tomando en cuenta el comportamiento de los indicadores pandémicos, intenta una "nueva normalidad" tras reabrir casi todo el comercio no esencial y el turismo con el reinicio total el pasado 12 de octubre de las operaciones del aeropuerto internacional de Tocumen, centro de conexiones regional, tras siete meses de cierre y restricciones por la pandemia en curso.

Un paso más en esa vía se dará el próximo fin de semana, cuando se levantará la cuarentena total de los días domingos y restablecerá desde el sábado el uso de las playas y balnearios a nivel nacional.

Al hacer el anuncio el martes, el ministro panameño de Salud, Luis Francisco Sucre, advirtió que con la apertura que se lleva "debe haber un aumento en las cifras" de casos positivos.

Sucre ha dicho que en la medida en que se logren detectar más positivos "se puede dar con el origen de los casos, cumplir con la trazabilidad (rastreo de contactos) y así romper con la cadena de transmisión del virus".

El Minsa indicó que con el programa de trazabilidad se ubica a las personas positivas y sus contactos, para brindarles el tratamiento médico respectivo, y apoyo económico para evitar que salgan a las calles.

Según estimaciones oficiales, "hay un alto porcentaje, cercano al 30 % de personas positivas que son asintomáticos y al no saber que padecen la enfermedad, se convierten en focos de contagio y transmisión del virus", destacó la entidad sanitaria.

(c) Agencia EFE