PAN en el Senado exige que el gobierno reduzca precio de energéticos

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 8 (EL UNIVERSAL).- El coordinador de la bancada del PAN en el Senado, Julen Rementería del Puerto, demandó al gobierno federal reducir el precio de los energéticos para apoyar a los mexicanos ante la crisis económica y el incremento de la inflación, y no solo ser espectador en el esfuerzo por recudir el impacto en sus bolsillos.

"Hoy que la inflación está en un nivel alto, el gobierno pide un acuerdo en el que solo quiere mirar, ser espectador y no participar. Por eso no se logran los resultados que se pretenden", sostuvo.

El senador por Veracruz recordó que en días pasados el gobierno federal lanzó lo que llamó el Paquete contra la Inflación y Carestía para, supuestamente, estabilizar los precios de 24 productos de la canasta básica y aumentar la producción interna de alimentos, "pero aplica literal ese dicho popular que dice: hágase la voluntad de Dios en los bueyes de mi compadre".

El gobierno, dijo, pide a los empresarios ser solidarios y no aumentar los precios de estos productos y obliga al ciudadano a seguir apretándose el cinturón ante la complicada situación económica, pero él solo es espectador.

"¿Pero por qué, si en verdad quiere ayudar, no baja las tarifas de energía eléctrica la Comisión Federal de Electricidad? Cuando inició la pandemia del Covid-19 y mucha gente perdió su empleo, se quedó sin un ingreso, fue implacable la CFE en el cobro de los recibos, que por cierto son enormemente caros", afirmó.

Señaló que en Veracruz y otras zonas donde hace bastante calor, en el pago de la luz se va una buena parte del gasto familiar, viviendas muy sencillas cuyo recibo supera los mil 500 o dos mil pesos; negocios pequeños, que van al día, y que están a punto de bajar la cortina porque la poca ganancia se les va en el pago de la luz, alertó.

"Y ya ni pensar en que esta administración morenista baje el precio de las gasolinas y del Diesel; eso sería oxígeno puro para la cadena productiva y para el transporte público", insistió.

No hay mejor indicador de cómo va la economía nacional que el bolsillo y el monedero, pues a lo largo de este año hemos visto que, con el mismo presupuesto familiar, compramos menos cosas que el año pasado debido a la inflación, lamentó.

"El kilo de aguacate ha llegado a costar 150 pesos, lo mismo que puede ganar como mínimo una persona por un día completo de trabajo. Y así podemos citar una larga lista de productos necesarios en la mesa, pero que ya casi se vuelven realmente incosteables", subrayó.

Indicó que si las autoridades federales de verdad quieren ayudar a la gente, este es el momento para hacerlo; de lo contrario, no habrá plan, ni pacto ni estrategia que funcione, "si no jalamos todos parejo y en ese todos tiene que ir el gobierno por delante", remató.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.