PAN: fuerza en congreso, pero sin ser alternativa

·5  min de lectura

Horacio Jiménez

CIUDAD DE MÉXICO, abril 25 (EL UNIVERSAL).- El Partido Acción Nacional (PAN) buscará arrebatarle la mayoría calificada a Morena y sus aliados en la Cámara de Diputados el próximo 6 de junio, pero lo hará de la mano de sus eternos rivales electorales: el PRI y el PRD. Según panistas, Acción Nacional se juega su vigencia como partido y que pueda proponer un modelo político-económico y social frente al de la 4T.

El exlíder nacional del PAN y senador, Gustavo Madero, reiteró su crítica a que el blanquiazul no haya construido una propuesta programática, sino que haya decidido ir en alianza con el PRI y PRD, para tratar de construir electoralmente una propuesta distinta. "Lo que no queda claro es que sea una propuesta política, esa no se ve clara, no se ve cuál es el contenido programático".

Madero aseguró que no está de acuerdo en que el PAN, en los dos años del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, no haya podido presentarse como la alternativa de Morena.

"La gente en 2018 votó porque querían un cambio, pero ese cambio no se ha dado en los términos de la expectativa, y era la gran oportunidad dorada para poder construir la propuesta sustentable que la gente estaba esperando", manifestó.

Consideró que la actual dirigencia de Marko Cortés lo único que está buscando es la reelección en la presidencia, sin importar el resultado electoral.

"Otorgó concesiones, prerrogativas y candidaturas a cambio de que, pasando este proceso, le otorguen los votos para la reelección (...) Es muy criticable porque ha sacrificado al partido".

Acción Nacional es la principal fuerza de oposición en el país. Gobierna nueve estados: Chihuahua, Guanajuato, Aguascalientes, Tamaulipas, Durango, Quintana Roo, Yucatán, Baja California Sur y Querétaro; además, en la Cámara de Diputados tiene 79 legisladores y en el Senado, 24 representantes. Gobierna en 450 municipios del país.

Por su parte, el presidente de la Comisión Política del PAN y candidato a diputado federal, Santiago Creel, comentó que lo que está en juego en esta elección no es el blanquiazul, sino el bienestar de las familias mexicanas y, para hacerle frente a ese desafío, es necesario que Acción Nacional, como el principal partido de oposición, integre una nueva mayoría en San Lázaro,

Creel pronosticó que sí le podrán arrebatar la mayoría a Morena, pues es evidente que no saben gobernar y los electores sabrán castigar los malos resultados de su gestión.

"Hay una sistemática manía de mentir, engañar, dividir y engañar al pueblo y de violentar la vida institucional, con el afán de destruir mucho de lo que ha costado el esfuerzo de generaciones de mexicanas y mexicanos en construir", reiteró.

Asimismo, el primer gobernador que tuvo el PAN en su historia, Ernesto Ruffo, consideró que el país está confrontando una crisis política, que representa la 4T y López Obrador, y lo que está en juego es la institucionalidad de la República, pues los cambios que se están promoviendo están dando al traste.

"Veo que estos tres partidos en alianza han buscado representar las propuestas, los nuevos diputados frente a la ciudadanía como una vía para poder rescatar a la República. Yo creo que es más que eso y está por encima de las ideologías de los partidos que conforman a la coalición. Esta preocupación por la viabilidad de la República y sus instituciones están precisamente frente a quien las está agrediendo, que es López Obrador", insistió.

Asimismo, la expresidenta del PAN y candidata a diputada federal, Cecilia Romero, consideró que lo que está en juego es recuperar los contrapesos, la división de poderes, que el voto ciudadano cuente, mantener los avances y perfeccionar a partir de los yerros que se han cometido.

"Hay posibilidades para que los partidos que no estamos en la égida del Presidente, podamos, en conjunto con el concurso definitivo e imprescindible de los ciudadanos libres, recuperar la pluralidad para la Cámara de Diputados y con esto devolver la posibilidad de avanzar al pueblo de México, sí hay la posibilidad.

"Definitivamente Morena no va a ganar caminando como lo hizo en 2018. Somos alternativa democrática para este país, por supuesto", externó Romero.

Por su parte, el también exlíder panista y senador, Damián Zepeda, comentó que está en juego un México que respete libertades y la democracia, que promueva el desarrollo económico, que busque un gobierno profesional y eficiente. La elección, agregó, es su punto cúspide y la gente decidirá si sigue por ese mal camino o si quiere una alternativa distinta, que es el PAN.

Insistió en que la alianza con el PRI y el PRD fue un error, pues el PAN debió haber buscado ser representante del futuro, no del pasado: "Debía buscar esa alternativa de oposición constructiva que le ofreciera a la gente un cambio, pero distinto positivo, porque la gente tenía razón queriendo cambiar las cosas, estaban mal, eso no se nos puede olvidar, y por eso votó por un cambio, pero este gobierno resultó muy malo.

"Necesitamos ofrecer un cambio positivo, pero no reserva, o sea, es hacia adelante. Soy demócrata y mi partido decidió eso, ya llegará el momento de valorar si fue correcto o no y ver resultados y demás, en mi opinión fue un error histórico. Voy apoyar a los buenos candidatos del PAN", dijo el legislador sonorense.

En cifras

La presencia del Partido Acción Nacional en el país.

El blanquiazul gobierna nueve estados: Chihuahua, Guanajuato, Aguascalientes, Tamaulipas, Durango, Quintana Roo, Yucatán, Baja California Sur, así como Querétaro.

Es la primera fuerza de oposición en la Cámara de Diputados, con 79 legisladores.

Es la primera fuerza de oposición en el Senado de la República, con 24 representantes.

Además de los nueve estados, Acción Nacional gobierna en 450 municipios del país.