Soldados israelíes matan a siete palestinos en operaciones militares en Cisjordania

Jerusalén, 3 nov (EFE).- Siete palestinos murieron esta madrugada en enfrentamientos con tropas israelíes en diferentes puntos de Cisjordania ocupada, donde ya han fallecido más de 140 palestinos en choques violentos con Israel desde que comenzó la guerra con las milicias islamistas de Gaza.

Tres murieron en una redada en Yenín, uno de los focos de resistencia en el norte de Cisjordania; dos en Hebrón, uno en Nablus y otro en el campo de refugiados de Qalandia, al lado de Ramala; según datos del Ministerio de Sanidad palestino.

Cisjordania ocupada viven su mayor espiral de violencia desde la Segunda Intifada (2000-05) y este 2023 ya han muerto 349 palestinos, la mayoría milicianos en enfrentamientos armados con tropas israelíes y atacantes, pero también civiles, incluidos unos 80 menores y una decena de ancianos.

En Yenín unidades especiales encubiertas del Ejército israelí se infiltraron en la ciudad, seguidas por vehículos militares que irrumpieron desde varias direcciones, informó la agencia oficial palestina Wafa, lo que provocó enfrentamientos con milicianos locales.

"Estallaron enfrentamientos en varios barrios de la ciudad, especialmente alrededor del campo de refugiados de Yenín, durante los cuales las fuerzas de ocupación israelíes dispararon munición real, granadas y gases lacrimógenos", indicó Wafa.

Las autoridades palestinas identificaron a los "mártires" de Yenín como Nabil Jarrar, de 17 años; Salim Zyoud, de 22 -ambos muertos por heridas de metralla en todo su cuerpo-; y Mahmud Abu al Nada, de 26 años, que murió por un disparo directo en la cabeza.

En el campo de refugiados de Al Fawar, en el área de Hebrón en el sur de Cisjordania, fallecieron Wadi Al Najar, de 33 años; y Mohamed al Azza, de 36 años; a causa de enfrentamientos armados con fuego cruzado durante una redada israelí.

Además, Zuhair Zayed, de 29 años, murió en Qalandia, un campo de refugiados ubicado entre Jerusalén y Ramala; y Asim Ramadan, de 19, falleció en enfrentamientos desatados en Nablus cuando el Ejército israelí demolió la casa de Jaled Jarush, hijo del autor de un ataque en Huwara el pasado febrero en el que mató a dos colonos y sospechoso de haber colaborado en su planificación.

En su mayor pico de tensión en casi dos décadas, en paralelo a la intensidad y violencia de las redadas israelíes, que han provocado un alto número de muertos palestinos en Cisjordania; el área también ha visto la proliferación de nuevos grupos armados palestinos, que realizan cada vez más ataques y han dejado 35 muertos del lado israelí, la mayoría colonos, cinco de ellos menores, y 5 uniformados.

El Ejército informó de que sus tropas arrestaron a 37 palestinos en las redadas nocturnas en Cisjordania, incluidos 17 sospechosos de tener vínculos con Hamás

Desde que comenzó la guerra, el Ejército ha intensificado las redadas y ha arrestado a 1.260 palestinos, incluidos 760 que dicen afiliados a Hamás; y han muerto 141 en los enfrentamientos armados desatados, al menos siete asesinados por colonos.

(c) Agencia EFE