Palestinos celebran fallo de la CPI y esperan justicia

FARES AKRAM
·3  min de lectura

CIUDAD DE GAZA, Franja de Gaza (AP) — Una familia de palestinos recibió el sábado con satisfacción la decisión de la Corte Penal Internacional de ampliar su jurisdicción a los territorios que Israel capturó en la guerra de 1967. La sentencia allana el camino para una posible investigación de crímenes de guerra relacionados con las acciones de Israel y el grupo miliciano islámico Hamas.

Tanto Israel como Estados Unidos condenaron el fallo del viernes de la CPI y cualquier posibilidad de una investigación internacional sobre las acciones israelíes, pero la familia de un niño palestino de 10 años que murió en un ataque con misiles israelíes en la guerra de Gaza de 2014 pidió al tribunal que acelere los esfuerzos para investigar las acciones israelíes.

El tribunal mundial falló el viernes que su jurisdicción se extiende a los territorios ocupados por Israel, incluida la Franja de Gaza, donde el hijo de 10 años de Subhi Bakr, Mohammed, y tres de los primos del niño murieron mientras jugaban fútbol en una playa.

“Más vale tarde que nunca”, dijo Bakr, caminando el sábado por la playa donde los niños murieron durante la guerra de 2014 entre Israel y Hamas, que gobierna la Franja de Gaza.

Hamas, que ha gobernado la Franja de Gaza desde 2007, acogió con satisfacción la decisión de la CPI y la calificó como “un paso importante” hacia la obtención de justicia para el pueblo palestino. Hazem Qassem, un portavoz de Hamas, instó a la CPI a tomar “medidas prácticas sobre el terreno” para hacer responsable a Israel por sus crímenes.

Hamas, sin embargo, se negó a comentar sobre la posibilidad de que también pudiera ser objeto de una investigación futura.

Los palestinos, que ingresaron a la corte en 2015, han presionado para que se abra una investigación. Israel, que no es miembro de la CPI, ha dicho que la corte no tiene jurisdicción debido a que los palestinos no tienen condición de Estado y porque las fronteras de cualquier futuro Estado se tienen que decidir a través de las negociaciones de paz.

Los palestinos han pedido a la corte que investigue las acciones israelíes en la guerra de 2014 contra milicianos palestinos en la Franja de Gaza, así como la construcción de asentamientos en el territorio ocupado de Cisjordania y en el territorio anexado de Jerusalén Oriental.

La comunidad internacional en general considera que los asentamientos son ilegales bajo el derecho internacional, pero ha hecho poco para presionar a Israel a que detenga o revierta su crecimiento.

La CPI tiene como misión fungir como una corte de última instancia cuando los sistemas jurídicos de las naciones no pueden o no quieren investigar y procesar crímenes de guerra.

El ejército de Israel dispone de mecanismos para investigar supuestas acciones ilegales cometidas por sus soldados y, a pesar de las críticas de que el sistema es insuficiente, los expertos dijeron que tiene buenas probabilidades de evitar que la CPI investigue sus prácticas de guerra.

Sin embargo, cuando se trata de asentamientos, los expertos señalaron que Israel podría tener problemas para defender sus acciones. La ley internacional prohíbe el traslado de una población civil a un territorio ocupado.

Israel capturó Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén Oriental en la guerra de 1967, los cuales son territorios que los palestinos quieren para formar su Estado. Unos 700.000 israelíes viven en asentamientos en Cisjordania y en Jerusalén Oriental. Los palestinos y gran parte de la comunidad internacional consideran que los asentamientos son ilegales y un obstáculo para la paz.

Aunque el tribunal enfrentaría dificultades para procesar a israelíes, podría emitir órdenes de arresto que dificultarían los viajes de funcionarios israelíes al extranjero. Un caso en la CPI también sería motivo de vergüenza para el gobierno.

La CPI también podría investigar los delitos cometidos por milicianos palestinos. Hamas disparó cohetes indiscriminadamente contra Israel durante la guerra de 2014.