Un palestino mata a tres personas en Cisjordania mientras la política israelí gira hacia la derecha

Foto del martes de un equipo de emergencias y las fuerzas de seguridad israelíes en el sitio de un ataca en la zona industrial Ariel en Cisjordania

Por Emily Rose

JERUSALÉN, 15 nov (Reuters) - Un palestino mató a tres israelíes cerca de un asentamiento judío en Cisjordania el martes y fue aclamado por los militantes islamistas como un héroe, horas antes de que asumieran el cargo en Israel los legisladores que devolverán a Benjamin Netanyahu al poder al frente de una coalición de extrema derecha.

El ataque en la zona industrial del asentamiento de Ariel, que según las autoridades israelíes fue llevado a cabo por un hombre armado con un cuchillo que luego fue abatido por un soldado, fue el más sangriento para Israel desde que intensificó sus redadas en Cisjordania en marzo.

Desde entonces han muerto decenas de palestinos, entre ellos hombres armados y civiles, un aumento del derramamiento de sangre que ha ahondado el rencor por sus esperanzas, frustradas durante mucho tiempo, de conseguir un Estado.

Gran parte de la atención se centra en Cisjordania, que Israel -ante la censura extranjera- ha salpicado de asentamientos judíos, considerando la tierra un derecho de nacimiento bíblico y un baluarte de seguridad.

El partido Sionismo Religioso, dirigido por colonos de línea dura de Cisjordania, quedó en tercer lugar en las elecciones del 1 de noviembre en Israel, lo que lo convierte en el probable socio número dos del próximo gobierno del Likud, el partido conservador del ex primer ministro Netanyahu, que fue el más votado en los recientes comicios.

"Solo un puño de hierro acabará con el terrorismo", tuiteó el copresidente de Sionismo Religioso, Itamar Ben-Gvir, sobre el atentado de Ariel, añadiendo que exigirá normas más laxas de fuego abierto para los soldados.

El Ministerio de Sanidad palestino describió al hombre abatido en el incidente de Ariel como un joven de 18 años procedente de un pueblo vecino.

Las autoridades israelíes dijeron que empezó a apuñalar a la gente tras entrar en la zona industrial, donde trabajan tanto israelíes como palestinos, y que embistió al menos a una persona mientras intentaba huir en un auto. Tenía licencia para trabajar en la zona industrial y carecía de filiaciones militantes conocidas, según los funcionarios israelíes.

(Reporte de Emily Rose, Nidal Al-Mughrabi y Ali Sawafta; editado en español por Carlos Serrano)