Un palestino mata a 2 israelíes e hiere a 4 en Cisjordania

MOR-GEN ISRAEL-PALESTINOS (AP)
MOR-GEN ISRAEL-PALESTINOS (AP)

Un palestino mató el martes a dos israelíes e hirió a otros cuatro en un ataque en un asentamiento en la Cisjordania ocupada, antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad de Israel, según paramédicos israelíes y funcionarios palestinos.

El servicio de paramédicos Magen David Adom confirmó la muerte de dos personas en el puesto avanzado de Ariel. Los cuatro heridos estaban hospitalizados con pronóstico grave.

Fue el último episodio de la oleada de violencia entre israelíes y palestinos de este año, en la que agresores palestinos han atacado a civiles israelíes y las redadas nocturnas de detención de las autoridades de Israel avivaron el malestar en los territorios ocupados.

Según el ejército israelí, el palestino atacó primero a israelíes a la entrada de la zona industrial del asentamiento y luego se dirigió a una gasolinera próxima, donde apuñaló a más personas. Entonces robó un auto y se estrelló intencionadamente contra otro en una carretera cercana y golpeó a otra persona, antes de huir del lugar a pie, agregó.

El agresor fue abatido por un soldado y las fuerzas israelíes estaban registrando la zona en busca de más sospechosos, dijo el ejército.

Un video aficionado emitido por la televisión israelí parecía mostrar al presunto agresor corriendo por una carretera y cayendo al piso tras recibir un disparo. El Ministerio de Salud palestino confirmó más tarde que el atacante abatido era Mohammad Souf, de 18 años y de la localidad cercana de Hares.

Ningún grupo se atribuyó la responsabilidad del ataque pero Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, calificó el incidente como “heroico”.

El primer ministro de Israel, Yair Lapid, envió sus condolencias a las familias de las víctimas y apuntó que el país estaba “luchando contra el terror sin parar y con toda su fuerza”.

“Nuestras fuerzas de seguridad trabajan sin descanso para proteger a los ciudadanos israelíes y dañar la infraestructura terrorista en todas partes, todo el tiempo”, manifestó.

El repunte de la violencia entre israelíes y palestinos en Cisjordania y Jerusalén este año se ha cobrado la vida de al menos 25 israelíes y más de 130 palestinos, convirtiendo a 2022 el año más letal desde 2006.

Israel sostiene que los allanamientos que lleva a cabo casi cada noche en Cisjordania — que comenzaron luego de los ataques palestinos en los que murieron 19 israelíes la pasada primavera — son necesarios para desmantelar las redes insurgentes en un momento en que las fuerzas de seguridad palestinas no pueden o no quieren hacerlo.

Según los palestinos, los cateos socavan la autoridad de sus fuerzas de seguridad y buscan consolidar la ocupación israelí de las tierras que quienes para su futuro estado, que dura ya 55 años. Cientos de palestinos han sido detenidos en esas operaciones, y muchos de ellos están bajo detención administrativa, lo que permite a Israel retenerlos sin necesidad de juicio ni cargos en su contra.

Israel capturó Cisjordania, además de Jerusalén este y Gaza, en la Guerra de los Seis Días de 1967.