Palestina dice que las vacunas llegarían en marzo y acusa a Israel de incumplir deberes

Nidal al-Mughrabi
·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO-Una mujer palestina con una mascarilla habla por teléfono junto a un mural sobre el coronavirus en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), en la ciudad de Gaza.

Por Nidal al-Mughrabi

GAZA, 10 ene (Reuters) - La Autoridad Palestina dijo el domingo que espera recibir las primeras dosis de una vacuna para el COVID-19 en marzo, en virtud de un acuerdo con el fabricante de medicamentos AstraZeneca, y acusó a Israel de eludir su deber de garantizar que las vacunas estén disponibles en el territorio ocupado.

Israel se ha convertido en el líder mundial en vacunas por habitante, pero los palestinos en Cisjordania y la Franja de Gaza ocupadas por Israel aún no han conseguido sus primeros suministros.

Yasser Bozyeh, el director general palestino de salud pública, dijo a Reuters que además de llegar a un acuerdo en principio con AstraZeneca, los palestinos también han intentado conseguir suministros de Moderna, Johnson & Johnson y Rusia, que ha desarrollado la vacuna Sputnik V.

Las provisiones también vendrían a través de un programa de vacunas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para los países pobres y de ingresos medios.

El Ministerio de Asuntos Exteriores palestino dijo en un comunicado que Israel había estado "ignorando sus deberes como potencia ocupante y cometiendo discriminación racial contra el pueblo palestino, privándolo de su derecho a la atención sanitaria".

"La búsqueda por parte de los líderes palestinos de asegurar las vacunas de varias fuentes no exime a Israel de sus responsabilidades hacia el pueblo palestino en el suministro de las vacunas", dijo.

En virtud de los acuerdos de paz provisionales con Israel, la Autoridad Palestina ejerce un autogobierno limitado en Cisjordania. Los islamistas de Hamas dirigen la Franja de Gaza.

El programa de vacunación de Israel abarca a los ciudadanos árabes del país y a los palestinos residentes en Jerusalén Oriental.

En Cisjordania, el gobierno ha administrado vacunas a los colonos israelíes pero no a los residentes palestinos, que reciben servicios de salud de la Autoridad Palestina.

Grupos de derechos humanos, entre ellos Amnistía Internacional, sostienen que Israel tiene la obligación legal de suministrar vacunas a los palestinos bajo la ocupación.

Funcionarios israelíes han dicho que podrían compartir las vacunas con los palestinos una vez que se satisfagan las necesidades de Israel.

(Reporte de Nidal al-Mughrabi en Gaza y Ali Sawafta en Ramala; Editado en español por Javier López de Lérida)