Palau, libre de Covid-19, recibió los primeros turistas en un año, con una estrategia de turismo de burbujas

·5  min de lectura
Palau recibirá a los primeros turistas en un año
Palau recibirá a los primeros turistas en un año

TAIPEI.- Unos 110 habitantes de Taiwán empezaron a disfrutar ayer de lo que tantas personas en todo el mundo han deseado desde el inicio de la pandemia: unas vacaciones internacionales en una isla paradisíaca tropical libre de coronavirus.

Palau, el pequeño país del Pacífico con una población de alrededor de 20.000 personas, comenzó esta semana a recibir turistas de Taiwán como parte de una estrategia de burbuja de viajes para reactivar el turismo.

En fotos: por primera vez en 1200 años, los cerezos florecieron antes de tiempo en Japón

Los primeros visitantes, los primeros en más de un año, recibieron el trato real, y el presidente de Palau viajó a Taiwán para acompañarlos personalmente a las islas.

Para tener la oportunidad de viajar a Palau, uno de los pocos aliados diplomáticos de Taiwán, los taiwaneses debieron pagar entre 2100 y 2800 dólares para unirse a un viaje grupal reservado a través de una agencia. También debieron marcar una serie de casillas de regulación sanitaria, incluida la garantía de que no han salido de Taiwán en los últimos seis meses, y someterse a una prueba de Covid-19 en el aeropuerto.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La estadía está limitada a menos de ocho días y evitará en gran medida lugares concurridos en Palau. Pero incluso con las reglas vigentes, los agentes de viajes en Taipei dicen que han estado recibiendo consultas desde que se anunció la burbuja el 17 de marzo.

El bloguero taiwanés Shih Song-han dijo que el viaje era una “rara oportunidad”.

“Ha sido un año sin viajar. Será una nueva experiencia para cada pasajero. Yo también quiero mostrar a mis fans que los viajes internacionales están abiertos”, dijo Shih.

El presidente de Palau, Surangel Whipps, dijo al cabo de una visita de cinco días a Taiwán que se mantendrán las medidas de seguridad para garantizar el éxito de la burbuja. “Todos podremos divertirnos. Y (los turistas) pueden regresar sonrientes”, dijo Whipps, después que las pruebas revelaron que todos, incluido él mismo, estaban libres del virus.

KKDay, una popular empresa de turismo que ofrece descuentos en las reservas, ya ha vendido dos recorridos por Palau según su sitio web, así como más de 1000 rifas para tener la oportunidad de ganar un lugar en un recorrido de varios días, según informó The Guardian.

Ngirai Tmetuchl, presidente de la junta de la Autoridad de Visitantes de Palau, dijo que la burbuja beneficiaría a ambas naciones. Los turistas taiwaneses podrían “ir a otro país y disfrutar de las aguas cristalinas de Palau”, mientras que sus compatriotas podrían beneficiarse del impulso a la economía del archipiélago, que depende en gran medida del turismo y que se ha visto muy afectada por los cierres de fronteras relacionados con el Covid-19.

Antes de la pandemia, el turismo representaba casi el 50% del PBI de Palau, y Taiwán constituía el tercer grupo más grande de turistas en el país, después de China y Japón.

“Me torturan”: el encarcelado opositor ruso Navalny anunció una huelga de hambre

Aunque el número inicial de llegadas será pequeño, “Doscientos [turistas que llegarán en las dos primeras semanas] es más que cero, nuestras opciones son cero o 200. Llevamos un año sin nada”, dijo Tmetuchl.

En el itinerario para los turistas habrá viajes a las famosas Islas Rocosas y al idílico lago turquesa de las medusas, donde los nadadores pueden flotar entre millones de medusas doradas que no tienen aguijón.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Eledui Omelau, presidente de la Asociación de Propietarios de Barcos de Palau, dijo que había sido un año difícil para los propietarios de barcos de Palau, la mayoría de ellos pidieron préstamos para sobrevivir y que la perspectiva de los turistas taiwaneses era bienvenida. “Nos han golpeado mucho, esta burbuja de viajes es una buena oportunidad para nosotros, pero al mismo tiempo queremos asegurarnos de que estamos listos”, dijo Omelau.

A pesar del potencial financiero, el gobierno no está solo con sus preocupaciones sobre los riesgos que conlleva la apertura del país a los turistas extranjeros. “Tenemos que ser muy, muy cuidadosos”, dijo a The Guardian William Tsung, propietario del Landmark Hotel, que comenzará a recibir turistas en abril.

¿Otro New Deal? El monumental plan de Joe Biden para transformar la economía de EE.UU.

“[El] ministerio de salud y el gobierno hicieron un buen trabajo, pero abrir este mercado en tan poco tiempo da mucho, mucho miedo. Somos un país libre de Covid, pero Taiwán no... ¿qué sucede si llega aquí? Después de todo este arduo trabajo durante más de un año, no queremos verlo aquí, porque acabaremos sufriendo más que antes“, agregó.

La burbuja estará estrictamente controlada, con reglas sobre lo que los turistas pueden y no pueden hacer, incluido el distanciamiento social y la interacción mínima con los lugareños. Ningún miembro de la comunidad podrá viajar a las áreas que los turistas están visitando al mismo tiempo que los turistas están allí.

Palau recibirá a los primeros turistas en un año
Palau recibirá a los primeros turistas en un año


Palau recibirá a los primeros turistas en un año

El presidente Surangel Whipps Jr. ha asegurado al país que la burbuja, o lo que él llama el “corredor sellado”, presenta un riesgo mínimo.

Se considera que Taiwán ha manejado bien la pandemia, con poco más de 1000 casos y 10 muertes en total. “En primer lugar, Taiwán está libre de circulación comunitaria del virus, pero igual estamos testeando a los pasajeros en el aeropuerto antes de que suban al avión”, dijo el mandatario. “Pero incluso sin las pruebas, las estadísticas muestran que la probabilidad de que el Covid-19 llegue a Palau es de uno en cuatro millones, o de uno en 40.000 vuelos”.

Vacunación

Palaos se ha beneficiado de su estrecha relación con Estados Unidos para recibir vacunas contra el coronavirus. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) entregaron a finales de 2020 y principios de 2021 miles de dosis del productor estadounidense Moderna al pequeño estado insular, así como a los Estados Federados de Micronesia y las Islas Marshall.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Se espera que Palau, que ya comenzó a inocular a sus ciudadanos, se convierta en la primera nación insular con casi 18.000 habitantes, en alcanzar la inmunización de toda su población contra el coronavirus.

Hasta el 29 de enero, Palaos había recibido más de 6000 dosis de la vacuna y había vacunado a más de 3000 personas, según informó Radio Nueva Zelanda.