Así es el lujoso palacio cántabro en el que PP y Vox querían alojar a Juan Carlos I

·3  min de lectura

La declaraciones de Miguel Ángel Revilla sobre don Juan Carlos I a su paso por un programa de televisión en el que se refirió a él con términos como “evasor fiscal” llegaron este lunes al Parlamento cántabro, donde Vox pedía una condena a dichas manifestaciones. No salió adelante –solo votaron a favor ellos y el PP–, como tampoco prosperó su propuesta de poner a disposición del rey emérito el Palacio de Sobrellano de Comillas para que pueda establecer en él su residencia en España, como ha recogido eldiario.es.

El Palacio de Sobrellano y su capilla son uno de los tesoros de Comillas, en Cantabria. (Foto: Getty Images)
El Palacio de Sobrellano y su capilla son uno de los tesoros de Comillas, en Cantabria. (Foto: Getty Images)

No solo no ha salido adelante, sino que desde el partido de Revilla, su portavoz, Pedro Hernando, ha calificado de “irracional” la petición del partido de la ultraderecha. Sus críticas también fueron dirigidas a los populares por apoyar esa idea de cederle al monarca uno de los tesoros de la arquitectura cántabra. De estilo “ecléctico dominando el neogótico (inspirado en el gótico civil inglés del siglo XIV), teniendo también aires venecianos y musulmanes”, como se describe el palacio en el portal de turismo de Cantabria, fue construido entre los años 1881 y 1888 por encargo de Antonio López, primer Marqués de Comillas.

Según explican en la mencionada web, se trata de una construcción con estructura ortogonal que sigue el esquema de una entrada central que sirve de distribuidor hacia el resto de plantas y en la que destaca su escalera monumental de piedra, una de las señas de identidad del Palacio de Sobrellano. Además, cuenta con un salón central o del trono con pinturas de E. Llorens. De él explican en Centros Culturales de Cantabria que destacan, además de sus obras pictóricas, su artesonado y el pan de oro de sus paredes. También la vidrieras.

El Palacio de Sobrellano consta de tres plantas, la más lujosa es la baja. (Foto: Getty Images)
El Palacio de Sobrellano consta de tres plantas, la más lujosa es la baja. (Foto: Getty Images)

Su fachada, de piedra, cuenta con galerías abiertas, arcos y columnatas rematadas con detalles como la flor de lis, coronas y pegasos. Actualmente se puede visitar. Se trata de una visita guiada por la primera planta en la que se recorren algunas salas como la de billar, el comedor, la mencionada sala del trono, la biblioteca y otra convertida en museo. Ese primer piso es el más lujoso. En el segundo se encuentran las estancias y dormitorios de los marqueses y en el tercero, las habitaciones del servicio y las cocinas, que se colocaron en la última planta para evitar, cuentan, los olores a la familia y por seguridad ante un posible incendio.

Al lado del Palacio de Sobrellano se sitúa la capilla y panteón. (Foto: Joaquin Gomez Sastre/NurPhoto via Getty Images)
Al lado del Palacio de Sobrellano se sitúa la capilla y panteón. (Foto: Joaquin Gomez Sastre/NurPhoto via Getty Images)

Además del Palacio, el terreno en el que se ubica cuenta con una capilla-panteón que, al igual que el edificio central, fue proyectada por J. Martorell y Montells. Este otro edificio religioso y funerario dispone de dos plantas y comparte apariencia exterior con el Palacio. En su interior alberga un “sitial, dos reclinatorios y varios bancos, todo ello diseñado por A. Gaudí”, como apuntan en Turismo de Cantabria. De hecho, parte del mobiliario del palacio lo diseñó Gaudí.

Para quienes se animen a visitarlo, el precio de la entrada es de 5 euros en su tarifa normal. Aunque luego hay varios descuentos disponibles y entradas gratuitas para algunos colectivos.

EN VÍDEO | Juan Carlos I se ve con su hijo Felipe VI en Madrid antes de volver a Abu Dabi

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.