Las últimas palabras de Halyna Hutchins y la defensa a Alec Baldwin de la vestuarista

·3  min de lectura
Alec Baldwin, en el set de Rust, donde se produjo el mortal incidente
Instagram @AlecBaldwinInsta

Miembros del equipo de filmación de Rust revelaron nuevos detalles sobre los momentos inmediatamente previos y las instancias posteriores a la muerte de Halyna Hutchins , directora de fotografía de la película fallecida luego de que Alec Baldwin disparara en el set un arma, que supuestamente estaba descargada.

Segundos antes de que ocurriera el incidente el 21 de octubre, Baldwin posaba su mano sobre un revólver Colt calibre 45 preparado para filmar una escena de un tiroteo y le dijo a Hutchins y a otros miembros del staff: “Entonces se supone que voy a sacar esto y a decir: ‘¡Bang!’”, Informó Los Angeles Times sobre las palabras previas que habría dicho el actor minutos antes de la tragedia.

Pero el arma, que se suponía que estaba cargada con balas de fogueo y no contenían pólvora, disparó una bala real. A partir de entonces, lo que pretendía ser una descripción general rápida sobre cómo se filmaría la escena, se convirtió en un caos.

Tras recibir el disparo, Hutchins le dijo a un operador: “Eso no estuvo bien. No estuvo nada bien”. Horas más tarde, fue declarada muerta. Las inquietantes palabras finales de la víctima, de 42 años, fueron confirmadas por el medio estadounidense en base a entrevistas realizadas a 14 miembros del equipo, a través de correos electrónicos y mensajes de texto.

Gravemente herida, Hutchins se tambaleó hacia atrás y cayó en los brazos del jefe de electricistas. En tanto, el director Joel Souza, quien también fue herido, se desplomó al suelo. “¿Qué diablos fue eso? ¡Eso quema!”, habría gritado este último, según informó el periódico.

Tras el hecho, Baldwin dejó el arma en un banco y repetía: “¿Qué diablos acaba de pasar?”. Fue entonces cuando un integrante del equipo pidió a gritos la atención de un médico, mientras sus compañeros intentaban socorrer a los heridos.

El pasado sábado, Baldwin se mostró devastado por lo ocurrido mientras hablaba del trágico tiroteo que conmocionó a la industria del entretenimiento. “Hay accidentes en los sets de filmación de vez en cuando, pero nada como esto”, dijo el actor de 63 años y sumó: “Este es un episodio de uno en un billón”.

El actor también expresó que las afirmaciones en relación con supuestas “condiciones inseguras y caóticas” en el set, denunciadas por parte del equipo, “son una tontería”. Así se desprende de un posteo compartido por la estrella y productor de Rust en sus redes sociales ayer

El intérprete publicó en Instagram la extensa defensa que realizó en Facebook la diseñadora de vestuario Terese Magpale Davis sobre la seguridad en el rodaje. Tras criticar a los miembros del equipo de cámaras que se quejaron por cuestiones de seguridad y financieras pocas horas antes de que la supuesta “pistola fría” disparara a Hutchins y a Souza, Davis describió a los productores de la película como “algunos de los más accesibles y cálidos” con los que afirma haber trabajado.

Halyna Hutchins era la directora de fotografía de la nueva película de Baldwin
Halyna Hutchins era la directora de fotografía de la nueva película de Baldwin


Halyna Hutchins era la directora de fotografía de la nueva película de Baldwin

Mientras la investigación policial continúa con tres órdenes de registro ya ejecutadas y el fiscal de Distrito local sostiene que “nadie ha sido descartado” como presunto responsable de los hechos, los productores suspendieron la película el 26 de octubre y contrataron a una firma de abogados de alto perfil para su defensa en el caso.

Aunque nadie ha sido acusado ni arrestado, el primer asistente del director, David Halls, y la armera Hannah Gutierrez fueron señalados inicialmente como principales responsables. Despedido de una película anterior en 2019 por problemas de seguridad y no recontratado en otro proyecto debido a quejas sobre su conducta, Halls admitió en una declaración jurada el 27 de octubre que no revisó el arma correctamente cuando Gutierrez se la dio justo antes de que Baldwin simulara un movimiento de “extracción rápida” durante un ensayo dentro de una iglesia en Santa Bonanza Creek Ranch, donde se produjo el incidente.

Davis también defiende a Halls y Gutierrez, diciendo que el primero realizó “varias reuniones de seguridad” en el set y apuntando que las “descargas accidentales (...) son más comunes de lo que se piensa”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.