Pakistán recibe ayuda; muertos por crecidas pasan de 1.200

·2  min de lectura
ASI-CLI PAKISTÁN-INUNDACIONES (AP)
ASI-CLI PAKISTÁN-INUNDACIONES (AP)

Los aviones cargados con suministros llegaban a través de un puente aéreo humanitario a un Pakistán devastado por las inundaciones, mientras la cifra oficial de fallecidos superó las 1.200 personas, dijeron funcionarios el viernes, y las familias y los niños corren un riesgo especial de contraer enfermedades y quedarse sin hogar.

El noveno vuelo procedente de Emiratos Árabes Unidos y el primero de Uzbekistán fueron los últimos en aterrizar en Islamabad durante la noche, mientras el operativo de rescate apoyado por el ejército llegó a más de tres millones de personas afectadas por las históricas inundaciones en el resto del país. Varias autoridades culparon al cambio climático de unas lluvias monzónicas inusuales y de las crecidas. Uno de ellos fue el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, quien a principios de semana pidió al mundo que dejase de ignorar la letal crisis.

Los aviones llevaban alimentos, medicinas y tiendas de campaña, explicó el Ministerio de Exteriores el viernes en un comunicado. El primer ministro, Shahbaz Sharif, canceló su viaje a Emiratos el sábado y en su lugar visitará las zonas afectadas por el desastre.

Por el momento, Pakistán ha recibido ayuda de China, Arabia Saudí, Qatar, Turquía, Uzbekistán y Emiratos, en otros países. Estados Unidos anunció esta semana que enviará ayuda por valor de 30 millones de dólares.

Pakistán achaca al cambio climático las recientes e intensas precipitaciones del monzón, que causaron las crecidas.

Asim Iftikhar, vocero del Ministerio de Exteriores, dijo en la víspera que la crisis ha dado credibilidad a las advertencias de los científicos: “Esto no es una conspiración, esta es una realidad y debemos ser conscientes".

Según las primeras estimaciones del gobierno, la devastación ha dejado 10.000 millones de dólares en daños.

Desde 1959, Pakistán ha emitido alrededor del 0,4% del dióxido de carbono, frente al 21,5% de Estados Unidos y al 16,4% de China, de acuerdo con científicos y expertos. Las autoridades y los expertos paquistaníes dicen que la medias de las precipitaciones se ha incrementado un 400% en zonas como Baluchistán y Sindh, lo que causó las inundaciones extremas.

A principios de semana, la ONU y Pakistán lanzaron un pedido conjunto para recaudar 160 millones de dólares en fondos de emergencia con los que asistir a los 3,3 millones de personas afectadas por unas inundaciones que han dañado más un millón de viviendas.

Por otra parte, las autoridades advirtieron el viernes a los residentes en el distrito de Dadu, en la provincia sureña de Sindh, que se vayan a zonas mas seguras antes de la crecida del río Indo, que se espera que llegue a la región esta semana.

Según el ejército, los rescatistas, respaldados por los militares, reanudaron su operativo a primera hora del viernes. Los equipos emplean sobre todo embarcaciones, aunque también cuentan con helicópteros para llegar a los lugares donde los problemas en carreteras y puentes impiden los desalojos y el reparto de comida.