Pakistán: mujeres, las víctimas de conversiones religiosas y matrimonio infantil

En Pakistán continúa el aumento desmedido de secuestros, matrimonios forzados y conversiones de niñas y mujeres jóvenes pertenecientes a minorías religiosas, denunció la ONU. Los expertos del organismo internacional pidieron una actuación inmediata que acabe con estas prácticas y garantice justicia para las víctimas.

Los especialistas mostraron su inquietud por “oír que niñas de tan solo 13 años están siendo secuestradas de sus familias, trasladadas a lugares alejados de sus hogares, obligadas a casarse con hombres que a veces les doblan la edad y coaccionadas para convertirse al islam”, un conjunto de acciones que “suponen una violación del derecho internacional de los derechos humanos”, indicaron este lunes 16 de enero.

PAKISTÁN, SIN JUSTICIA PARA LAS MUJERES

Asimismo, lamentaron la continua falta de acceso a la justicia que sufren las víctimas y sus familias. Los informes sugieren que estos supuestos matrimonios y conversiones se producen con la participación de las autoridades religiosas y la complicidad de las fuerzas de seguridad y el sistema judicial.

Los especialistas instaron al gobierno de Pakistán a tomar medidas inmediatas para prevenir e investigar a fondo estos sucesos y afirmaron que es imprescindible que todas las víctimas tengan acceso a la justicia y a igual protección ante la ley, independientemente de su origen religioso.

VENTA Y EXPLOTACIÓN SEXUAL

Las pesquisas, declararon, deberían realizarse “objetivamente y conforme a la legislación nacional y a los compromisos internacionales en materia de derechos humanos”. Los expertos son nombrados por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas pero no se expresan en nombre de esa organización.

Entre ellos, hay relatores especiales en la venta y explotación sexual de niños, formas contemporáneas de esclavitud, violencia contra las mujeres y cuestiones relativas a las minorías.

Según las informaciones que recabaron, la justicia pakistaní acepta “pruebas fraudulentas” que hacen que parezca que esas prácticas se llevan a cabo en términos de igualdad.

SECUESTROS Y TRATA

“Los miembros de la familia dicen que la policía pocas veces se toma en serio las denuncias de las víctimas” y que “o rechazan registrar esos informes o afirman que no se ha cometido ningún delito porque se trata de ‘matrimonios de amor'”, explicaron.

Los raptores “a menudo fuerzan a sus víctimas a firmar documentos que atestiguan falsamente” que tienen la edad legal para casarse y que lo hacen por voluntad propia, advirtieron.

Son esos documentos los que luego cita la policía como prueba de que no se cometió ningún delito, según los expertos, que pidieron a las autoridades nacionales que “adopten y apliquen una legislación que prohíba las conversiones forzadas, los matrimonios forzados y precoces, los secuestros y la trata” de seres humanos. N

(Con información de AFP)

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Indígenas del Amazonas filman su propio cine con diferentes lenguas

‘La invisibilización de mi figura en Cuba’, la relación vital del escritor Leonardo Padura

Nueva York devuelve a Pakistán cerca de 200 obras de arte valuadas en 3.5 mdd

35 años después, el único elefante de Pakistán por fin saldrá libre del zoológico