Pakistán hará "todo lo posible" para reducir la violencia en Afganistán

Agencia EFE
·2  min de lectura

Kabul, 19 nov (EFE).- El primer ministro paquistaní, Imran Khan, se comprometió, durante su primera visita oficial a Afganistán, a ayudar a reducir la violencia en el país asiático para impulsar las negociaciones de paz en curso en Catar entre el Gobierno afgano y los talibanes.

"Mi idea al elegir este momento para la vista es asegurar que Pakistán hará todo lo que sea posible para ayudar a reducir este nivel de violencia y, de hecho, avanzar hacia un alto el fuego", dijo Khan en Kabul, durante una rueda de prensa en la que estuvo acompañado del presidente afgano, Ashraf Ghani.

Khan afirmó que Pakistán ha "visto con preocupación" el aumento del nivel de la violencia en Afganistán a pesar de las negociaciones intraafganas en Catar, que se celebran desde septiembre.

"Os aseguramos que cualquier cosa posible que esté a nuestro alcance", aseguró Khan a Ghani, antes de destacar que fue su país quien facilitó las negociaciones entre los talibanes y Estados Unidos.

Este proceso culminó el pasado febrero con la firma de un acuerdo en Doha, que incluye la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán, y que abrió las puertas a las negociaciones intraafganas.

"El objetivo de esta visita es crear confianza, comunicar más, asegurar que cuando (Afganistán) necesite ayuda ahí estaremos", añadió Khan.

Ghani afirmó que la visita del primer ministro paquistaní manda "una serie de mensajes muy importantes", el principal que "la violencia no es la respuesta". El presidente afgano reafirmó su petición de un alto el fuego "tan pronto como sea posible".

Afganistán ha acusado durante mucho tiempo a Pakistán de albergar en su territorio y brindar apoyo a los talibanes, que han estado librando una guerra contra las tropas afganas en Afganistán durante los últimos 19 años. Es por ello que la cooperación de Pakistán, que por su parte siempre ha negado estas acusaciones, es importante.

A pesar de que los talibanes acordaron con Estados Unidos reducir el nivel de la violencia y no llevar a cabo acciones contra ciudades o centros de provincia, los ataques se han multiplicado en los últimos meses.

El ministerio afgano del Interior afirmó el miércoles que al menos 1.210 civiles han muerto y 2.500 han resultado heridos solo en los últimos seis meses de conflicto como resultado de ataques talibanes.

(c) Agencia EFE