Pakistán celebra tímidamente la Nochevieja con temor a la variante ómicron

·2  min de lectura

Islamabad, 31 dic (EFE).- Las celebraciones de Nochevieja en Pakistán, país mayoritariamente musulmán, estarán protagonizadas por las pequeñas reuniones familiares ante la ausencia de grandes eventos oficiales organizados por el Gobierno, debido a las divergencias entre el calendario islámico y el gregoriano y al temor a la variante ómicron.

Esto se debe a que el día de Año Nuevo no coincide en ambos calendarios, puesto que el islámico, seguido por la mayor parte de los paquistaníes, se guía por el año lunar - que tiene 354 o 355 días- mientras que el gregoriano toma como referencia el año solar -que comprende 365 o 366 días- .

De todas formas, fuentes de la Administración aseguran que al cumplirse la medianoche se lanzarán grandes fuegos artificiales enfrente de un centro comercial en Islamabad, donde se espera que se reúnan cientos de personas para ser testigos del cambio de año.

Estos espectáculos de pirotecnia también se esperan en otras ciudades importantes, como Lahore, Karachi y Multán.

Al margen de estos festejos, las celebraciones varían mucho en función de las creencias y el sistema de valores de cada persona.

Mientras que la mayoría de los jóvenes salen a la calle en sus vehículos y motocicletas haciendo sonar el claxon e iluminando a los transeúntes con las luces, las clases más altas acuden a grandes fiestas de baile privadas que se celebran en casas rurales.

Por el contrario, el Año Nuevo islámico, que en 2022 comenzará el 30 de julio, se celebra con oraciones y sermones especiales en las mezquitas por la paz, la estabilidad y la prosperidad del país.

En lo que respecta a la venta de alcohol, la normativa no difiere de lo habitual, y mientras que las minorías pueden comprarlo en tiendas autorizadas, los paquistaníes musulmanes tienen prohibido consumirlo.

El temor a la variante ómicron tampoco será ajeno para aquellos que celebren esta Nochevieja, y es que hasta el momento el país ha informado de más de 75 casos de la nueva variante desde que notificaran el primer contagio en su territorio el 13 de diciembre.

Al respecto, las autoridades paquistaníes reportaron 482 infecciones y 3 muertes por covid-19 en las últimas 24 horas, mientras los funcionarios de salud estiman que se espera una quinta ola del coronavirus en febrero.

Desde el comienzo de la pandemia el país ha reportado 1.294.861 de casos de coronavirus y 28.921 muertes.

Además, 69,5 millones de habitantes están completamente vacunados, en medio de peticiones del Gobierno para que la población acuda a pincharse, al considerarlo el único método eficaz contra el virus y su nueva variante.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.