"El que la hace, la paga, sea quien sea"

Alberto Morales, enviado

AGUA PRIETA, Son., enero 12 (EL UNIVERSAL).- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en el caso del asesinato de nueve integrantes de las familias Langford y LeBarón, a diferencia de otras administraciones, en su gobierno no habrá impunidad, "porque ahora el que la hace la paga".

Durante el evento de acciones y programas del Bienestar, dijo que en su visita a la Mora, en Bavispe, dará personalmente su péseme a los familiares de las víctimas.

"Quiero ir a la Mora a ofrecer el pésame de manera directa ahí donde sucedió esa tremenda desgracia. Quiero informarle a los familiares de las mujeres, de los niños que perdieron la vida, lo que estamos haciendo para que haya justicia. Ya no es el tiempo de antes, ahora el que la hace la paga, sea quien sea".

Antes, en Nuevo Casas Grandes, Chihuahua, previo al encuentro de hoy entre López Obrador y las familias LeBarón y Langford y a dos meses del asesinato de nueve de sus integrantes, una mujer clama por justicia.

Stephania Hernández, hija de uno de los detenidos por el caso, solicitó una audiencia con el Ejecutivo, pues considera que su padre y su tío son chivos expiatorios.

La familia Hernández aguardaron al Mandatario en la Macro Plaza Bicentenario, y a su llegada, la joven se le acercó para entregarle unas cartas explicando su caso, mientras sus familiares mostraron una cartulina azul que decía: "Manuel y Mario son inocentes, Janos exige justicia".

"Regálame un minutito, soy hija del detenido en México, es mi papá y el otro es mi tío. Sé que usted es justo y honesto, no me haga cambiar ese concepto que tengo, ayúdenos, por favor.

"Es un injusticia lo que están haciendo con mi papá y con mi tío y nadie nos ha ayudado, yo quiero confiar en usted y quiero que me demuestre que no estoy equivocada", dijo la joven.

López Obrador le respondió que no se cometerá ningún acto de injusticia, pero su respuesta dejó insatisfecha a la mujer, pues comentó que esperaba más.

Señaló que sus familiares cumplirán mañana 40 días arraigados y que su defensor público les dijo: "Si fuera esto legal, ya estarían en su casa, pero como no los es, no sabemos qué va a pasar".

Mencionó que tiene pruebas, como videos y testimonios, de que sus familiares no estuvieron en el lugar de la agresión.

"Siento que se tenía que dar un resultado y agarraron a las primeras personas que tenían y ahí está el resultado.

"También quiero justicia para esa familia, pero no de esta manera, ellos son chivos expiatorios. Pido justicia para esa familia, pero también lo pido para la mía", dijo.

Esa no fue la única petición de justicia para el Mandatario.

Detrás de Sthepania y su familia había otro mensaje en una pancarta de tela: "Fuera LeBarón y su escolta de la Policía Federal".

Ramona Piña y Fabián Villa, de Galeana, acusaron que Joel LeBarón los despojó de cinco hectáreas de tierras y les cercó su rancho, además de que por 10 años no pudieron entrar a su casa.

"El pasado 14 de agosto nos dieron posesión, pero hemos estado recibiendo amenazas de muerte.

"Estamos muy cansados porque la Policía Federal entra a nuestra propiedad a dar vueltas. Nos están espiando", dijo la señora Piña.

Rodrigo Hernández pidió al presidente López Obrador que tome cartas en el asunto.

"Esta persona perfora pozos ilegales, hace lo que él quiere y todo porque trae sus escoltas.

"Yo vengo a protestar contra los abusos de la familia LeBarón, la cual ha hecho perforaciones ilícitas en los terrenos e incluso ha dejado sin agua potable a comunidades de más de 4 mil habitantes del ejido Constitución, donde se han tenido que hacer pozos para el agua potable, porque ellos ya extrajeron el líquido con pozos profundos sin permiso de nadie".

Así pasaron las horas previas al encuentro entre Andrés Manuel López Obrador y los LeBarón.