"Pagábamos luz o comíamos"

·4  min de lectura

OAXACA, Oax., agosto 22 (EL UNIVERSAL).- Doce organizaciones políticas y sociales de la región del Istmo de Tehuantepec exigieron a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) la condonación de los adeudos a los habitantes de esta zona del país por el servicio público de energía eléctrica; también se pronunciaron contra las altas tarifas y contra la privatización del sector eléctrico.

La Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni) sostuvo que para saldar la deuda histórica del neoliberalismo, implica la condonación de sus adeudos porque "no dejamos de pagar porque quisiéramos, sino porque no podíamos; por el neoliberalismo nos puso a decidir entre pagar la luz y comer".

En este sentido, afirmó que la expresión más justa para saldar cuentas con el pasado neoliberal es el "borrón y cuenta nueva" para todos los usuarios de la energía.

Además, aseguró que los usuarios de este servicio no sólo no están comprometidos con la privatización, sino que también repudian los intentos por seguir desmantelando el sistema eléctrico enarbolando su causa.

"Es claro que debemos empujar una lucha por la reintegración de la Comisión Federal de Electricidad como principal garante de la soberanía y la seguridad energética, lo que implica la expulsión de las empresas privadas que encarecen el suministro eléctrico y el acceso a tarifas justas de la energía, para seguir fortaleciendo la economía popular, tan golpeada por décadas de un neoliberalismo salvaje".

De acuerdo con estas organizaciones, la reforma energética del expresidente Enrique Peña Nieto abrió las puertas a las empresas privadas y extranjeras de la electricidad. Y sostiene que una de sus consecuencias es que los usuarios de la energía han visto que los recibos de luz se han encarecido ya que mientras más empresas participan en el Sistema Eléctrico Nacional, "más cara nos llega la luz".

Esto se explica, según afirman, porque la CFE que es la encargada de brindar el suministro eléctrico a todos los usuarios, ha pagado 412 mil millones de pesos en contratos con productores independientes de energía eléctrica; la figura de compra-venta de electricidad que apareció en la reforma del expresidente Carlos Salinas de Gortari en 1992.

"Debido a que hay unas supuestas sociedades de autoabasto, que no es más que un ilegal mercado de energía paralelo al de la CFE, que utiliza las líneas de transmisión y distribución de la Comisión Federal, se le ha cargado al presupuesto de la CFE la cifra de 20 mil 841 millones de pesos".

Mencionan que la reforma de Peña Nieto incluyó la obligación para la CFE de comprar Certificados de Energía Limpia que a la fecha suman 6 mil millones de pesos. Estos certificados son subsidios a las empresas renovables con cargo al presupuesto de la CFE, que llegan a representar el 50% de la inversión inicial que hacen las empresas eléctricas en México.

Es decir, que CFE les compra su energía y aparte les compra certificados por 20 años para que recuperen la mitad de su inversión.

"Como las empresas renovables son intermitentes, es decir, que cuando no hay sol no generan o cuando no hay viento no generan, la CFE les provee respaldo de generación. Ese respaldo alcanza la cifra de 4 mil millones de pesos. Entonces, una empresa como WalMart que dice que consume pura energía renovable, no dice que CFE le da la energía cuando sus plantas no generan, por ejemplo, en la noche. Eso no se le paga a la CFE pero sí le cuesta".

Las organizaciones denuncian que mientras a los empresarios les molestan los subsidios para el pueblo, la CFE sí les subsidia a ellos la tarifa de transmisión por un monto de 28 mil 765 millones de pesos.

Todo lo anterior representa un daño patrimonial a la CFE que asciende a los 471 mil 606 millones de pesos.

Para ellas, la CFE debe trasladar esa pérdida a la tarifa de energía y es por eso que las tarifas de energía eléctrica para la ciudadanía se han incrementado "ya que a través de los más de 40 millones de usuarios de la energía se paga lo que dejan de pagar, lo que se subsidia o se regala, a las empresas privadas es la energía y a los grandes corporativos que consumen la energía de las empresas privadas".

La Ucizoni aseguró que los usuarios no deben permitir que existan más empresas privadas y extranjeras en el Sistema Eléctrico Nacional.

"No podemos permitir que sigan sirviéndose a costa del pueblo. Sobre todo, que al debilitar a la CFE debilitan a la única empresa que lloviendo o relampagueando, se encarga de garantizar el suministro eléctrico en el 98% del territorio nacional".

Entre las organizaciones que demandan la condonación de adeudos a la CFE están la Coordinadora Nacional de Usuarios y Usuarias en Resistencia, la Ucizoni, la Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo, la Coordinadora de Pueblos del Istmo en Resistencia, el Movimiento Agrario Indígena Zapatista y Movimiento de Pueblo de Pueblos Originarios.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.