Los padres de Valentina Orellana-Peralta, muerta por una bala de la policía angelina, exigen justicia

·3  min de lectura

Los padres de Valentina Orellana-Peralta, la jovencita de 14 años que murió al ser alcanzada por una bala de la policía cuando se probaba vestidos de quinceañera en una tienda de Hollywood, exigieron justicia al Departamento de Policía de Los Ángeles.

La niña falleció cuando un agente de ese departamento disparó contra un hombre desarmado, identificado como Daniel Elena Lopez, de 24 años, quien supuestamente atacó a una mujer en la tienda de ropa y murió en el lugar de los hechos.

El vídeo de la cámara del policía que disparó, quien se encuentra suspendido, fue revelado luego de que la familia y la comunidad exigieron el esclarecimiento de los hechos. En las imágenes se puede ver la entrada a los vestidores donde se encontraba la pequeña y cuyas paredes atravesó la bala que terminó con su vida.

Hoy, en conferencia de prensa frente a las oficinas de la policía de Los Ángeles, los padres de Valentina, acompañados de sus abogados, exigieron la entrega de todo el material gráfico en manos de las autoridades y la comparecencia ante la justicia de los agentes responsables de la tragedia.

“Escuchamos gritos, nos sentamos en un asiento abrazadas, rezando. Cuando algo impactó a mi hija, Valentina, y nos lanzó al piso, y murió en mis brazos, ¡no pude hacer nada! Ver a una hija o hijo morir en tus brazos es uno de los dolores más grandes y profundos que un ser puede imaginar”, dijo entre lágrimas Soledad Peralta, quien también acusó a la policía de haber dejado a su hija tendida en el suelo, al encontrarlas dentro del probador.

Por su parte, los grupos de derechos civiles exigen al fiscal de Los Ángeles, George Gascón, presentar cargos contra los agentes que participaron en el operativo, quienes no han sido identificados aún.

“Gascón prometió presentar cargos por la mala conducta de la policía, pero especialmente, por el uso indebido de la fuerza por parte del Departamento de Policía de Los Ángeles”, declaró Earl Ofari Hutchinson, presidente de Los Angeles Urban Policy Roundtable.

El padre de Valentina, nacida en Chile, aseguró que lo único que la jovencita quería era convertirse en ciudadana estadounidense.

“Este es el país más seguro del mundo, el país de las oportunidades. Y ahora vean ustedes, mi hija muerta por el estado y por estos asesinos de Estados Unidos, eso es lo que vino mi hija a encontrar acá, la muerte”, dijo Juan Pablo Orellana, luego de mostrar la patineta que pensaban regalarle en Navidad.

“Mírenla, está nueva, sin abrir, ahora la dejaré en su tumba para que pueda patinar con los ángeles”.

Por su parte, el abogado de la familia habló de los sueños de Valentina, una niña que tenía excelentes calificaciones, que “soñaba con ser ingeniera, trabajar en tecnología, ayudar a construir robots que hicieran del mundo un lugar mejor. Tenía el sueño de ir a un juego de los Lakers con su padre y ver a Lebron James”.

El atacante

Las imágenes que hasta ahora se han dado a conocer de las cámaras de vigilancia, muestran a un hombre solo, visiblemente trastornado, que agrede a varias mujeres antes de quitarse los pantalones. En un momento aparece frente a un guardia de seguridad de la propia tienda que no hace nada al respecto.

El vídeo que salió a la luz el lunes, comienza con varias llamadas al 911 que piden ayuda porque un “cliente hostil está atacando en la tienda”, al tiempo que gritan que se debe evacuar el edificio. En respuesta, cuatro elementos de la policía, armados con rifles de asalto, acudieron a la tienda y dispararon en tres ocasiones al hombre, semidesnudo y desarmado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.