Padres tienen que pagar hasta $120 por una sola lata de fórmula infantil debido a escasez

·3  min de lectura
Los productos de leche de fórmula para bebés están protegidos con llave en una tienda de Chicago (Getty Images)
Los productos de leche de fórmula para bebés están protegidos con llave en una tienda de Chicago (Getty Images)

La creciente escasez de leche de fórmula para bebés ha obligado a los padres desesperados a pagar hasta US$120 por una sola lata, mientras que los principales minoristas Target, CVS y Walgreens han limitado las ventas en un esfuerzo por repartir el suministro.

Las familias de todo EE.UU. se esfuerzan por encontrar leche de fórmula para alimentar a sus bebés, ya que la escasez alcanza niveles de crisis, alimentada tanto por los problemas de la cadena de suministro como por el retiro generalizado de productos de uno de los principales fabricantes del país.

Según un análisis de Datasembly, en la semana que terminó el 24 de abril se agotaron las existencias de leche de fórmula para bebés más vendidos en EE.UU.

En seis estados -Iowa, Dakota del Sur, Dakota del Norte, Missouri, Texas y Tennessee- más de la mitad de la leche de fórmula se ha agotado por completo.

La grave situación marca un dramático aumento de los niveles de falta de existencias desde principios de mes, cuando casi un tercio (31 por ciento) de los productos estaban agotados, y casi cuatro veces el nivel de escasez (11 por ciento) en noviembre.

El año pasado por estas fechas, Datasembly constató que los niveles de falta de existencias fluctuaban entre el 2 por ciento y el 8 por ciento.

Los principales minoristas están respondiendo limitando el número de productos que los clientes pueden comprar en un esfuerzo por asegurar que haya suficiente para todos.

Tanto CVS como Walgreens anunciaron que están limitando a los clientes a tres leches de fórmula para niños y bebés por compra en todos los establecimientos de EE.UU.

El portavoz de Walgreens Boots Alliance, Steve Cohen, dijo en un comunicado que la medida era necesaria.

“Debido al aumento de la demanda y a diversos problemas con los proveedores, las leches de fórmula para bebés y niños pequeños están sufriendo restricciones en todo el país”, señaló.

Target también ha limitado las compras a un máximo de cuatro artículos a la vez en su tienda online.

Mientras los padres, presos del pánico, se afanan por encontrar lo suficiente para alimentar a sus hijos y las estanterías de las tiendas están cada vez más vacías, muchos se encuentran también con enormes subidas de precios.

Una madre texana, Ashley Hernández, declaró al New York Times que recurrió a Internet y encontró en eBay una sola lata de la fórmula para bebés que tienen sus dos hijas por US$120.

Al final, encontró un vendedor que ofrecía 10 latas por US$40 cada una y, a pesar del elevado precio, la compró rápidamente.

Sin embargo, dijo que el suministro solo les durará unas cinco o seis semanas y luego volverá al mismo lugar donde empezó.

La escasez se debe en parte al reciente retiro de las populares leches en fórmula para bebés de Abbott Nutrition en febrero.

El retiro voluntario se produjo después de que dos bebés murieran y al menos otros cuatro fueran hospitalizados con infecciones bacterianas tras consumir la fórmula producida en su fábrica de Sturgis, Michigan.

La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) de EE.UU. advirtió a los padres de que no utilizaran ciertos productos Similac, Alimentum y EleCare elaborados por el gran fabricante y subrayó que está investigando las quejas de los consumidores.

Aparte del retiro de los productos de Abbott, la escasez también se debe a problemas en la cadena de suministro y al aumento de la inflación.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.