Padres italianos, junto a sus hijos, protestan por cierres de escuelas debido a COVID-19

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Un aula de escuela de Roma, Italia. REUTERS/Remo Casilli

ROMA, 21 mar (Reuters) - Miles de padres, estudiantes y maestros protestaron el domingo en plazas y centros públicos de varias ciudades de Italia por lo que describen como un cierre innecesario de escuelas para tratar de detener una nueva ola de coronavirus.

Las manifestaciones, las más significativas desde que el primer ministro Mario Draghi asumió el poder el mes pasado, se realizaron en 35 plazas del país, incluyendo la Piazza de Roma del Popolo y la Piazza Doumo de Milán.

Los manifestantes en Roma usaron gorras alusivas a burros para indicar el impacto de los cierres en la educación de los estudiantes, mientras que en Milán los mensajes y carteles de los alumnos aparecieron en mochilas escolares colocadas en el suelo.

Los cifras de asistencia en cada lugar fueron limitadas debido a las restricciones de coronavirus.

"Escuelas abiertas, cueste lo que cueste", decía un cartel que sostenía un niño en Roma, en referencia a la famosa promesa de Draghi de salvar el euro cuando era director del Banco Central Europeo en 2012.

La mayoría de las escuelas italianas han estado cerradas desde el 15 de marzo, cuando Draghi intensificó sus esfuerzos para controlar el virus y los estudiantes tuvieron que utilizar obligatoriamente las clases en línea desde casa.

"Estamos pidiendo una cosa: que a nuestras escuelas se les otorgue el estatus de servicios públicos esenciales y se vuelvan a abrir de inmediato", dijo en un comunicado el segmento en Roma de la red nacional "Escuelas Abiertas, que organizó las manifestaciones.

Desde que comenzó la pandemia en Italia hace 13 meses, las escuelas han cerrado y vuelto a abrir en varios momentos, según los grupos de edad y los niveles de infección local, pero en general ha habido menos educación presencial que en la mayoría de los demás países europeos.

Los últimos cierres fueron la gota que colmó el vaso para millones de padres que se vieron obligados a trabajar desde casa o pagar por el cuidado de sus hijos.

El gobierno dice que los cierres son necesarios debido al aumento de las tasas de infección y, en particular, a la creciente prevalencia de la variante descubierta por en el Reino Unido, en la que el contagio es alto entre los grupos etarios más jóvenes.

Draghi prometió el viernes que las escuelas serían lo primero en reabrir cuando se alivien las restricciones actuales de COVID.

(Reporte de Gavin Jones. Editado en español por Marion Giraldo)