Los padres franceses, divididos en el inicio de la vacunación infantil contra el covid-19

·1  min de lectura

En medio de la quinta ola de Covid-19, y con la variante ómicron que ya hace temer una sexta después de las vacaciones, la autoridad sanitaria francesa aprobó el lunes 20 de diciembre la vacunación de los niños de 5 a 11 años, de forma voluntaria. Reacciones entre escepticismo y resignación.

Ya aprobada para los niños que padecen comorbilidades, la vacuna contra el Covid-19 para todos los chicos de 5 a 11 años recibió el lunes la luz verde de la Alta Autoridad Sanitaria de Francia. La iniciativa no es vinculante: sólo para los niños cuyos padres han dado su permiso pueden recibir la vacuna de Pfizer/BioNTech. La inyección está calibrada para este grupo de edad: tiene una dosis tres veces menor que la de los adultos.

La vacunación podría comenzar este miércoles 22 de diciembre. Según los expertos, es una forma de reducir la circulación del coronavirus. La nueva variante de ómicron se está extendiendo poco a poco en Francia, como en todo el mundo. En la noche del martes 21 de diciembre, el portavoz del gobierno, Gabriel Attal, indicó que la variante ómicron representa ahora el 20% de los casos positivos.

En París, uno de cada tres casos podría deberse a este mutante altamente contagioso. La rápida propagación de la enfermedad ha hecho temer una explosión del número de contagios, que es mayor de lo que ha sido durante varias semanas. El número de infecciones es muy elevado: más de 50.000 casos diarios de media en los últimos 7 días. La incidencia está aumentando más en el grupo de edad de 20 a 40 años, y es la más alta: más de 700 casos por cada 100.000 habitantes.


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.