Padres de un hombre detenido por indecencia en Dubái dicen que su vida está ‘arruinada’

Jamie Harron, de 27 años, se enfrenta a tres años de cárcel (Facebook).

Los padres de un británico que se enfrenta a tres años encerrado en una cárcel de Dubái bajo acusación de haber tocado a un hombre en la cadera en un bar han dicho que han “arruinado” la vida de su hijo.

A Jamie Harron, de 27 años, le han requisado el pasaporte y está esperando el veredicto después de ser acusado de indecencia pública en la ciudad de Emiratos Árabes Unidas.

El empresario alemán Emad Tabaza llamó a la policía y afirmó que el señor Harron estaba “muy borracho” y le tocaba “reiteradamente” durante el incidente ocurrido en julio.

Sin embargo, en una declaración a través de Neuman & Esser, la empresa para la que trabaja, Tabaza ha revelado que está retirando los cargos.

La familia de Harron dice que las “consecuencias son muy graves y que pueden arruinar la vida de la gente”.

Dad Graham, de Stirling, decía: “Nos sorprendió realmente la declaración de la empresa”.

“Dijeron que habían retirado los cargos en agosto pero nunca se comunicaron con nuestro abogado y nada cambió”.

“Nuestro hijo continúa procesado y se enfrenta a años de cárcel. La gente tiene que entender que no es una broma hacer denuncias a la policía, especialmente en ese país”.

“Las consecuencias son muy graves y pueden arruinar vidas como la de Jamie. Quizás no era intención de [Tabaza] llegar tan lejos, pero lo hizo, y estamos sufriendo por ello”.

Neuman y Esser, un grupo internacional de ingeniería mecánica, ahora se enfrenta a la creciente reacción pública por su apoyo a Tabaza.

Harron envió un mensaje grabado a Radha Stirling, director ejecutivo de Detained en Dubái, quien le está asistiendo con su caso.

En el “desgarrador” mensaje, dijo lo siguiente: “He escuchado rumores de que el denunciante retiró el caso contra mí y pienso que podría ser liberado”.

“Me han dicho que los fiscales no abandonan el caso, aunque el denunciante retiró la denuncia. Parece que va a continuar”.

Harron agregó: “Hace cinco meses que estoy aquí. Pensaba que sería una noche y que empezaría de nuevo mi trabajo”.

“Acepté este trabajo en Afganistán en una situación arriesgada porque quería dar un punto de partida a mi vida. Quería que todo estuviera bien y organizado para el futuro. Todo eso está torpedeado ahora”.

“Ahora, debido a este lío durante una escala de dos días, tengo una deuda y puedo perder mi casa, todo por lo que he trabajado, y mi libertad”.

“Todo el apoyo de la gente de mi hogar hace que me sienta nostálgico. Extraño mucho a mi familia”.

“Toda esta situación es insoportable y me siento destrozado, pero quiero agradecer a todo el mundo que trata de ayudarme y espero realmente verlos a todos pronto”.

Stirling dijo: “Neuman & Esser es una empresa multimillonaria con una importante influencia en Emiratos Árabes Unidos. Su declaración alineándose con la Fiscalía Pública puede influir en la resolución del caso de Jamie.

“De nuevo, resulta curioso que Neuman & Esser eligiera ponerse del lado de la fiscalía en este asunto en lugar de desestimar el caso tal y como supuestamente quería su propio empleado”.

“Se han colocado en el lado opuesto de lo que piensa la amplia mayoría de la opinión pública, no solo en el caso de Jamie, sino al respecto del sistema legal de justicia de Emiratos Árabes Unidos en su conjunto”.

“No logramos ver en qué beneficia esto al señor Tabaza o a Neuman & Esser, y podría llevar a la ruina irreparable de un hombre joven inocente”.

David Haigh, gestor de la asesoría legal Stirling Haigh, dijo esto: “Habiendo leído la declaración de Neuman & Esser, parece que no es nada más que la limitación de daños de una empresa intentando excusar la ferviente y vengativa actitud de uno de los miembros más ancianos y antiguos de su personal intentando destruir la vida de un joven británico”.

El incidente ocurrió en el bar Rock Bottom de Dubái, un popular lugar de encuentro para jóvenes en la zona Tecom de la ciudad.

Harron ha gastado más de 42.000 dólares en gastos y honorarios legales intentando resolver este asunto, y además le han requisado sus documentos.

Ya ha sido sentenciado a un mes de cárcel y multado con 2.000 dírhams (462 dólares) por beber alcohol y hacer gestos groseros.

Deberá comparecer ante el tribunal el 22 de octubre.

Anthony Pearce