Padres de Brian Laundrie lo llevaron de viaje sabiendo que había asesinado a Gabby Petito, afirman

·4  min de lectura

Los padres de Brian Laundrie llevaron a su hijo de campamento sabiendo que había matado a su novia Gabby Petito y dónde había dejado su cuerpo, según una demanda actualizada presentada por la familia de la vlogger asesinada.

Los padres de Petito, Joe Petito y Nichole Schmidt, presentaron una demanda enmendada contra Chris y Roberta Laundrie esta semana, alegando que la familia se fue de vacaciones al parque Fort De Soto en Florida, en un momento en el que sabían que la familia de Petito estaba tratando de encontrar a la joven de 22 años.

En la demanda, según NBC News, se alega que los Laundrie no solo sabían que su hijo de 23 años había matado a su novia, sino que conocían la ubicación de sus restos.

En lugar de informar estos datos, la familia hizo un último viaje juntos al campamento que se ubica a apenas unas 75 millas (120 kilómetros) de su casa en North Port, señala la demanda.

Durante tres semanas, los restos de Petito permanecieron a la intemperie en un parque nacional de Wyoming, hasta que finalmente fueron descubiertos. Para entonces, Laundrie también había desaparecido.

“Mientras la familia de Gabrielle Petito sufría, la familia Laundrie se fue de vacaciones al parque Fort De Soto, del 6 al 7 de septiembre de 2021”, sostiene la demanda.

“Se fueron de vacaciones sabiendo que Brian Laundrie había asesinado a Gabrielle Petito, se cree que sabían dónde se ubicaba su cuerpo, y además sabían que los padres de Gabrielle Petito estaban tratando de localizarla”.

Los registros del condado de Pinellas, Florida, revelaron previamente que la madre de Laundrie había hecho una reservación en el parque Fort De Soto para dos personas del 1 al 3 de septiembre.

El 31 de agosto, canceló la reservación, y luego hizo otra el 3 de septiembre para tres personas del 6 al 8 de septiembre.

Laundrie regresó a la casa de su familia en Florida el 1 de septiembre, el día después de que su madre cancelara la reservación original, y dos días antes de que planeara el nuevo viaje con su hijo.

Iba solo, conduciendo la camioneta en la que él y Petito vivían mientras viajaban por Estados Unidos, en lo que se supone que sería la aventura de la vida de la joven pareja.

El abogado de la familia Laundrie confirmó previamente que Brian se quedó con sus padres en el campamento la noche del 6 de septiembre, y se fue al día siguiente.

Los padres de Petito demandaron a los padres de Laundrie en marzo, asegurando que ellos sabían que su hijo había matado a su hija y que le habían tratado de ayudar a huir del país para evadir la justicia.

Un juez ordenó que se enmendara la demanda, citando “deficiencia procesal” en la demanda original.

La demanda recién enmendada no presentó evidencia de la afirmación de que los Laundrie sabían lo que le había sucedido a Petito.

Los Laundrie han negado tener conocimiento de que su hijo había matado a Petito y no han sido acusados penalmente. Su abogado, Steven Bertolino, respondió a las nuevas acusaciones a través de un comunicado.

“Las acusaciones en la demanda enmendada ahora se ajustan a los alegatos apropiados, pero no dan lugar a responsabilidad bajo la ley. Por lo tanto, todavía confiamos en que la Corte desestime la acción”, dijo a NBC News.

En julio, Petito y Laundrie partieron en su camioneta para hacer un viaje a través del país, que estuvieron documentando en YouTube.

El 1 de septiembre, Laundrie volvió solo a casa de sus padres.

Los padres de Petito reportaron su desaparición el 11 de septiembre, luego de que no pudieran ponerse en contacto con ella y Laundrie se negara a decir dónde estaba.

Laundrie se dio a la fuga días después, y su familia le dijo a la policía que se dirigía a la reserva natural cerca de su casa.

El 19 de septiembre, los restos de Petito fueron encontrados en un parque nacional de Wyoming. La autopsia confirmó que había sido estrangulada.

El 20 de octubre, los restos de Laundrie fueron hallados en la reserva de Florida.

Murió por suicidio, de un disparo autoinfligido en la cabeza.

En un cuaderno encontrado con sus restos, el joven de 23 años confesó haber asesinado a su novia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.