Un padre perseguido por el Apartheid y la fama adolescente, la vida de Emanuel Ntaka, el ex Mambrú

·5  min de lectura
Emanuel es un activista por los derechos de los afro argentinos
Instagram: @manuntaka

Según la teoría del caos, popularizada en la reconocida película Efecto Mariposa, cualquier acción por mínima que sea puede alterar el futuro de una manera imposible de predecir. De esa manera es que un hombre sudafricano perseguido por el Apartheid terminó siendo el inicio de una historia que derivó en la aparición de una de las bandas pop más populares en la Argentina, en el inicio de los 2000. Emanuel Ntaka, ex integrante de Mambrú, es el nexo que une esos dos hechos tan disímiles.

La conmovedora historia de Diego: dejó Recoleta, se mudó a Gualeguay y adoptó a siete hermanos que le cambiaron la vida

Para el artista, Mambrú no fue el inicio de su carrera musical, por ende, la disolución de la banda tampoco significó el final de su aventura artística, pero claro, no es sencillo para nadie continuar y decir adiós a algo así. “Tardé un poco en recomponerme y bajar un poquito a la realidad. El proceso requería mucha exaltación, estábamos siempre muy arriba. Tanto el principio como el final del grupo fueron muy fuertes”, contó Emanuel Ntaka, en diálogo con LA NACIÓN.

“A partir de Mambrú se me complicaban situaciones muy simples de la vida como ir a tomar un café a un bar. Era imposible hacerlo por el nivel de popularidad que teníamos, y tuvimos que aprender de un día para el otro”, explicó antes de aclarar: “El final es un proceso en donde no te explican ni te acompañan. De un día para otro quedás en un vacío muy grande, porque ya el teléfono no suena como antes”.

Emanuel brilló con Mambrú en los 2000 y, ante su sorpresa, se convirtió en una estrella adolescente.
Instagram: @manuntaka


Emanuel brilló con Mambrú en los 2000 y, ante su sorpresa, se convirtió en una estrella adolescente. (Instagram: @manuntaka/)

Por eso, para Emanuel la posibilidad de producir su disco solista fue clave para no sufrir las consecuencias del fin de la banda. “Pude empalmar ese momento de cierre de proyecto, que fue Mambrú, con el comienzo de la preproducción de mi primer disco como solista; entonces tuve en qué ocuparme”, aseguró.

La lucha por una idea que forjó su vida

Para todo artista que quiera entrar en el mundo del espectáculo, la persistencia es el único camino posible. “Uno empieza a golpear puertas de productores, managers, gente que uno busca para que te ayuden a formar una carrera. Una de esas puertas fue la de Popstar. Me presenté al casting para ver qué onda y me eligieron para ser parte de este grupo”, recordó Emanuel sobre el momento que le cambió la vida.

Sin embargo, no hay que adelantarse. Ese fuego -y ese amor por la música- que lo llevaba a empujar y buscar sus sueños lo heredó de su padre, Blues Ntaka.

“Era cantante y activista sudafricano, pero se tuvo que ir de su casa por el Apartheid; su vida y la de su familia corrían peligro. Así fue que viajó por África, llegó a Europa y terminó en Italia como cantante de jazz. Fue ahí que conoció a mi madre, que era argentina, y decidieron casarse y venir acá a formar una familia”, rememoró Ntaka. Era el inicio de algo más grande.

Su padre Blues era cantante y activista sudafricano, pero tuvo que irse de su casa al ser perseguido por el Apartheid
Instagram: @manuntaka


Su padre Blues era cantante y activista sudafricano, pero tuvo que irse de su casa al ser perseguido por el Apartheid (Instagram: @manuntaka/)

“Desde muy chico estuve al lado de una persona muy artística con una personalidad única, con muchas historias y muchas anécdotas de vida. Estaba muy ligado a los derechos humanos y todo eso me fue formando; después decidí estudiar música”, explica el ex Mambrú. “Era mi ídolo, siendo un niño quería ser como él, lo veía arriba de un escenario y me moría. Iba a los ensayos, iba a las grabaciones, algunas giras también… quería ser él”, continúa.

La influencia de su padre no solo quedó en lo musical: hoy Emanuel es un activista por los derechos de los afro argentinos, y busca con su arte legitimar el gran aporte que hizo su comunidad en la historia del país.

“Mi padre trajo esa lucha desde África con esa reivindicación a los derechos y el enfrentamiento contra el racismo extremo que se vivía en su país, acá de alguna manera vivimos también siendo marginados, invisibilizados y oprimidos”, asegura.

Emanuel junto a su sobrino y ahijado Mandela Ntaka, en el homenaje que realizó en el Congreso de la Nación a Nelson Mandela
Instagram: @manuntaka


Emanuel junto a su sobrino y ahijado Mandela Ntaka, en el homenaje que realizó en el Congreso de la Nación a Nelson Mandela (Instagram: @manuntaka/)

“Es importante que todos sepamos que Argentina nace de la conjunción de los pueblos originarios que estaban antes de la llegada de los españoles, pero también está la cultura africana y afrodescendiente que fue traída esclavizada y que después formó parte de esta construcción social”, agrega el artista.

Lady Di cumpliría 60 años: cómo eran los íntimos festejos que organizaba la princesa

Su aporte puede verse tanto en su carrera musical como también en conjunto con colaboraciones con diferentes instituciones nacionales: “Trabajo en eso, en la investigación, el diseño y el desarrollo de proyectos artísticos que favorecen ese intercambio. Producimos experiencias, manifestaciones culturales, productos audiovisuales, música y canciones, tanto propias como de otros. Esa es mi conexión”.

A veces gano, a veces no

En 2005 y después de grabar tres discos y dar cientos de shows, la banda se disolvió. A pesar de eso, aún hoy Emanuel no puede explicar bien las razones que llevaron a que esto ocurra: “No sé lo que pasó, sé lo que no pasó: no hubo peleas, no fue una cuestión del grupo humano nuestro”. ¿Entonces? “Preferimos priorizar carreras solistas y fuimos apuntando a trabajar en cosas más individuales; fue algo muy natural, con todo lo que significaba”.

La desesperación de Alejandro Iglesias, ex Gran Hermano: “No llego ni a principio de mes”

Sin embargo, para Emanuel, la historia de Mambrú aún no está terminada: “No cerramos una puerta definitivamente, de hecho, todavía estamos en contacto y tenemos un grupo de WhatsApp donde vamos hablando”.

“El otro día estuvimos hablando un rato porque vimos que con Bandana van a hacer una serie de Netflix y nos nombraron a nosotros, diciendo que íbamos a participar ¡Nos moríamos de risa!”, agrega con humor.

Emanuel Ntaka visitando la celda en la que Nelson Mandela fue encarcelado en 1964
Instagram: @manuntaka


Emanuel Ntaka visitando la celda en la que Nelson Mandela fue encarcelado en 1964 (Instagram: @manuntaka/)

Sobre su relación con sus excompañeros, cuenta que tienen una gran relación, aunque no hablan todo el tiempo. “En su momento vivimos cosas muy fuertes juntos”, explica.

-¿Vuelve Mambrú?

-Quizás cuando seamos más grandes nos juntemos a hacer algunas canciones. Fue una época muy importante para mucha gente, porque todavía me siguen diciendo: ‘Che escuchaba tus canciones en un momento clave en mi vida’ o ‘Me acompañaba siempre tu canción cuando me recibí’.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.