Padre de niño ahogado en parque acuático culpa a los cinturones de seguridad

·1  min de lectura

Washington, 6 jul (EFE News).- Los siete ocupantes de una balsa que volcó en el parque de diversiones Adventureland, en Iowa, quedaron atrapados por los cinturones de seguridad, afirmó David Jaramillo, el padre de un niño que murió en el accidente.

Michael Jaramillo, de 11 años de edad, falleció el sábado pasado después de que volcó la balsa en la cual estaban también su hermano mayor David, su hermano menor Gus, su padre David, su madre Sabrina y otras dos personas.

El grupo había ido de visita al parque acuático en la localidad de Altoona, a las afueras de Des Moines, para celebrar por anticipado a David (hijo), quien cumplirá 16 años y se encuentra en condición crítica.

Las víctimas del accidente fueron llevadas de emergencia a un hospital, pero Michael no sobrevivió.

"Los niños intentaron salvarse unos a otros en la corriente rápida, pero no pudieron", dijo David (padre) en una entrevista con la cadena ABC de televisión.

"Cuando se volteó, todos estábamos atrapados en los asientos con los cinturones de seguridad. Veo las siluetas, mi hijo intenta agarrarse, agarrarnos, quieren que los ayudemos. No pudimos hacerlo", relató.

"Siento que Adventureland me robó a mi niño", dijo Sabrina Jaramillo, la madre. "Nunca tendré la oportunidad de verlo crecer.

Guy Rock, abogado de la empresa que opera el parque, dijo a ABC que el esparcimiento conocido como Ragin River (Río Tumultuoso) ha funcionado por casi cuatro décadas.

"Es algo seguro", añadió. "El sitio fue inspeccionado por el Estado de Iowa el día antes del incidente y estaba en buenas condiciones de funcionamiento".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.