Para el padre, "fue mala idea" que Greta Thunberg lidere la lucha contra el cambio climático

LA NACION

LONDRES.- Svante Thunberg, padre de Greta Thunberg, consideró que fue "una mala idea" que su hija se colocara "en la primera línea" de la lucha contra el cambio climático. En una entrevista en la BBC, añadió que no quería que la ahora activista perdiera horas de clase para acudir a la huelga mundial por el clima. Sin embargo, reconoció que su hija, de 16 años, es "mucho más feliz" desde que abandera esta causa y millones de personas se han inspirado en ella, aunque a él le preocupa "el odio" que despierta en otras.

El padre de Greta dijo en la entrevista que la familia hizo cambios en su modo de vida para "salvar" a su hija, porque no quería comer ni ir a la escuela, y no por la crisis climática. La adolescente sueca se ha convertido en el símbolo de la lucha global contra el cambio climático, y ha llevado su campaña por varios países del mundo, a los que nunca viaja en avión, por sus emisiones contaminantes. Svante Thunberg reconoce que su hija tuvo problemas de depresión durante "tres o cuatro años" antes de empezar su huelga escolar.

"Dejó de hablar, dejó de ir a la escuela", admitió Svante Thunberg a Radio 4 de la BBC, y agregó que la situación de su hija se convirtió en la peor "pesadilla para un padre" cuando no quiso comer. Para ayudarla empezó a pasar más tiempo con ella y con su hermana menor, Beata, en su casa de Suecia, mientras que su madre, la cantante de ópera Malena Ernman, canceló contratos que tenía para estar junto a la familia.

Fue entonces cuando Greta, diagnosticada desde hace cuatro años con síndrome de Asperger, un trastorno del espectro autista, empezó a manifestarse cada vez más apasionada sobre la necesidad de afrontar la crisis climática, explicó el padre, quien agregó que la familia empezó entonces a cambiar y a tomarse más en serio el problema medioambiental, como la decisión de la madre de no viajar en avión.

"Yo hice todas estas cosas, sabía que eran las cosas que había que hacer, pero no lo hice para salvar el clima, lo hice para salvar a mi hija. Tengo dos hijas y, para ser honesto, ellas son todo lo que me importa. Solo quiero que sean felices", admitió. "La gente piensa que ella es especial, y es muy famosa y todas esas cosas. Pero para mí es una niña normal", que, según él, es feliz actualmente y hace lo que cualquier otra adolescente, "baila, se ríe mucho, se divierte".

Svante se mostró preocupado por "las noticias falsas, por todas las cosas que la gente intenta inventar sobre ella, el odio que eso genera". Pero añadió que su hija sobrelleva las críticas "increíblemente bien". "Francamente, no sé cómo lo hace, pero se ríe la mayor parte del tiempo. Lo encuentra hilarante", afirmó.

Thunberg padre espera que la situación se vuelva "menos intensa" para su familia en el futuro y piensa que la adolescente "realmente quiere volver a clase". También explicó que cuando cumpla los 17 años, ya no necesitará que la acompañe en sus viajes. "Si me necesita, intentaré hacerlo. Pero creo que ella irá, más y más, haciéndolo sola, lo que es genial".

Diario El País