Con su padre y Jorge Rubio en la esquina, Teófimo López inicia este sábado la reconquista del cielo del boxeo

·3  min de lectura

Cuando iba rumbo hacia la cima se trataba de The Take Over (tomar el control). Ahora que la perdió habla de The Take Back (la recuperaciön). En cualquier caso, Teófimo López (16-1, 12 KO) contempla su pelea contra Pedro Campa como el reinicio de un nuevo y mejor capítulo en su carrera.

La recuperación comenza, entonces, este sábado contra el mexicano Campa (34-1-1, 23 KOS) en una cartelera de ESPN promocionada por Top Rank desde el Resorts World de Las Vegas que marcará el debut de López en la división de las 140 libras y su primera pelea desde la derrota sufrida ante George Kambosos.

Para López se trata de volver al momento en que venció a Vasyl Lomachenko y tocó el cielo del boxeo. En su esquina estarán su padre y el profesor cubano Jorge Rubio en una llave que debe llevar a este chico de raíces hondureñas -y forjado como peleador en el sur de la Florida- a otro título mundial.

¿Cómo ha sido este campamento, después de la derrota?

“Este campamento ha sido muy diferente al que hicimos para la pelea de Kambosos. Estamos tratando de cuidar más mi cuerpo, enfocados en las cosas que son más importantes. Tengo un buen equipo con vibras positivas y eso es algo que me gusta mucho’‘.

¿Te sientes bien en la nueva división?

“Me siento muy fuerte. Físicamente, estoy listo para esta pelea. Si va a durar 10 rounds estamos listos para eso. Todo es diferente, no solo por el equipo sino por las cosas que estamos haciendo ahora. Todo es muy diferente a cualquier entrenamiento del pasado. Estamos haciendo más cosas de movimiento de piernas, de reacción, cosas que me ayudarán en el futuro en 140’‘.

Sabemos que tienes a tu papá y a Jorge Riubio en el equipo.

“Con Rubio hicimos un poco de entrenamiento para la pelea de Kambosos antes de enfermarme de COVID. Tener a Jorge es bueno. El y mi padre están hablando, tratando de hacer las cosas para que yo pueda ganar. Eso es lo más importante para ellos. La comunicación es buena. Jorge sabe donde está. Es el coach asistente y mi papá el entrenador principal. Me gusta como están trabajando. Se comunican mejor. Vamos a necesitar eso’‘.

¿Qué opinión te merece Campa como rival?

“Pedro Campa es un peleador que viene hacia adelante, con ese estilo mexicano. El busca la pelea, busca cualquier cosa para lograr el nocaut. Tiene un buen record, así que es alguien que nosotros no podemos subestimar, pero va a ser una buena pelea para mí, peleando por primera vez en las 140 libras. The Take back’‘.

¿Cuál es el plan para take back un título del mundo?

“Los matchmakers que tengo son Bruce Trampler y Brad Goodman (Top Rank). Ellos son los mejores en el mundo del boxeo y yo confío en ellos. Sabe que este rival del 13 de agosto es muy duro, necesitas tener muchos pulmones para ganar. Confío en mi padre para ganar esta pelea y vamos por todo lo que me quitaron’‘.

¿Cómo fue el proceso mental de levantarte de tu derrota?

“Con Dios, pidiéndole que me ayude en esos momentos. Quizá la derrota fue porque Dios estaba tratando de mostrarnos algo. Cuando yo perdí en los Juegos Olímpicos del 2016, mira lo que pasó cuatro años después. Mira quién soy yo. Teófimo López, varias veces campeón mundial. Feliz porque esto haya pasado, sé que en los próximos años vendrán muchas cosas buenas’‘.