Padre e hijo viven un momento tenso con un oso que se acercó a la mesa en la que bebían

Foto: Captura de video Twiter vía @LoQuePasaEnNL
Foto: Captura de video Twiter vía @LoQuePasaEnNL

El crecimiento de la mancha urbana de Nuevo León está haciendo que cada vez sean más frecuentes los encuentros de los habitantes con los osos negros. Ahora un padre y su hijo tuvieron que guardar la calma mientras uno de esos animales se acercó a husmear en la mesa en donde estaban.

En una grabación que se difundió en redes sociales se observa que los dos hombres se encuentran en una zona boscosa cuando el animal se acerca y comienza morder un recipiente de plástico, entonces quien graba, menciona: “oye wey, estamos pisteando a toda madre, qué vienes a hacer aquí con nosotros, con mijo y conmigo”.

El oso comenzó a llevarse con el hocico el objeto, por lo que el sujeto le comenta: “no chingues wey, te lo vas a llevar, ¿no quieres una cheve?, mira, mijo, saluda al oso, mijo. Estas precioso, cabrón”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Luego el animal camina hacia una hielera que ya está volteada hacia abajo y el sujeto le dice: “ya no hay cheves ahí, wey, no chingues, las cheves están abajo, las cheves están abajo”. Mientras tanto el otro hombre le dice a su padre que no se mueva, pues el animal se acerca mucho a ellos. Tras cerciorarse de que no había nada para comer, el mamífero se da la vuelta y se retira del lugar.

Autoridades piden no alimentar a los osos

Apenas el 6 de noviembre Alfonso Martínez Muñoz, titular de la Secretaría de Medio Ambiente de Nuevo León, compartió un video en el que se observa cómo una mujer le entrega un pay a un oso negro.

En el video se escucha a la persona decirle: “¿te gustó tu pay?, te lo hornee con amor, con amor para mi gordi”.

Tras ello Martínez Muñoz señaló que esa persona cree que está haciendo un acto de bondad, sin embargo, apunto que la realidad era otra ya que lo estaba perjudicando y explicó: “los osos negros tienen que buscar su alimento en la vida silvestre, tienen que recorrer varias extensiones para llenar sus requerimientos nutricionales”.

“Cuando les damos de comer un pay, el oso asocia ese alimento, que jamás va a encontrar en la vida silvestre, con los humanos, y el miedo que les tienen lo pierden. Se vuelven temerarios, audaces y también peligrosos”, continuó el funcionario.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Finalmente, Alfonso Martínez comentó: “este acto de bondad, realmente es un acto de crueldad animal. Dañar especies como el oso negro, que está en peligro de extinción, tiene penas de cárcel”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO:

Armando Araiza y su respuesta con la que calló a sus haters