Padre le dispara a sus hijos en la cabeza. Poco antes, la madre les había dado las buenas noches

·2  min de lectura

Un padre le disparó a sus dos hijos en la cabeza, dándole muerte a uno e hiriendo gravemente al otro, después que la madre le había dado a ambos las buenas noches, según la policía del Condado Hillsborough.

El hombre enfrenta cargos de homicidio en primer grado, intento de homicidio en primer grado, y abuso infantil agravado. Un portavoz de la policía calificó el incidente “no solo trágico, sino sumamente perturbador”. McClatchy News no identificó al padre para de este modo proteger las identidades de los niños.

Después de las 10:30 p.m. del lunes, 29 de agosto, una madre le dio un beso a su hija de cinco años, y a su hijo de ocho, ya acostados en la litera de su casa de Tampa, dijo en una conferencia de prensa Chad Chronister, jefe de la policía de Hillsborough.

La mujer se dirigió al baño y escuchó disparos, que pensó veían de la calle. Salió y encontró a un vecino que ya había llamado al 911.

Momentos después, el esposo de la mujer salió de la casa llevando en brazos a su hijo y repitiendo una y otra vez “llama y pide ayuda”, dijo Chronister.

“Cuando los patrulleros llegaron a la casa, vieron al padre en la sala de estar cargando a su hijo y diciendo que se trataba de un accidente”, agregó Chronister.

Más tarde, cuando los agentes subieron al segundo piso de la vivienda, hallaron a la niña en la parte superior de la litera “en un charco de sangre”, declaró Chronister. La pequeña había recibido tres balazos en la cabeza.

Los dos niños fueron llevados de urgencia al Hospital Tampa General donde el varón fue sometido a una cirugía, y a la mañana siguiente, todavía estaba luchando por su vida, señaló Chronister, con voz quebrada durante la conferencia de prensa. La niña fue declarada muerta.

“Este es un caso y una experiencia que ningún padre y ningún agente de la ley o rescatista deberían vivir nunca”, dijo el jefe.

La policía de Hillsborough le ofrecerá consejería a los agentes y detectives que presenciaron la tragedia en la casa.

“Como agencia del orden público la estamos pasando muy mal en estos días”, sentenció Chronister.

“No sé por qué este hombre hizo esto, y no sé si lo sabremos alguna vez”, dijo Chronister. “Nadie le dispara accidentalmente a sus hijos dos o tres veces en la cabeza”.

Chronister dijo que no había ningún reporte de que la policía hubiera respondido con anterioridad a la casa, y que el hombre no tenía antecedentes penales.

El padre está preso en la cárcel del Condado Hillsborough sin derecho a salir en libertad bajo fianza.

Traducción de Jorge Posada