Padre de Debanhi Escobar afirma que su hija fue secuestrada

·1  min de lectura

MONTERREY, NL., julio 21 (EL UNIVERSAL).- Mario Escobar Salazar afirmó que su hija Debanhi fue secuestrada, porque entró al motel Nueva Castilla, no se le vio salir y según la autopsia realizada tras la exhumación, estuvo con vida ocho días después su desaparición.

El padre de Debanhi dijo lo anterior en entrevista después de una misa en memoria de la joven universitaria, al cumplirse tres meses de que su cuerpo sin vida y en estado de descomposición fue localizado en el fondo de una cisterna en el motel Nueva Castilla, a orillas de la carretera a Nuevo Laredo.

Agregó que ahora que ya se tiene dentro de la carpeta de investigación la verdad legal de que su hija fue víctima de un secuestro, asesinada y después sembrada, hay que ir sobre los presuntos agresores responsables.

Asimismo, expuso que si en el curso de las investigaciones y en los trabajos de la primera necropsia del Semefo local hubo omisiones, dolo o negligencia, que caiga quien tenga responsabilidad, sea de la Fiscalía o del Servicio Médico Forense, por no hacer bien su trabajo.

Durante la misa que se llevó a cabo en la parroquia de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, en la colonia El Roble de San Nicolás de los Garza, familiares de Debanhi llevaron camisetas con la palabra: Justicia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.