Padrón de usuarios de telefonía pone en riesgo datos personales: Inai

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 13 (EL UNIVERSAL).- El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) consideró que el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (PNUTM), aprobado por el Senado de la República la tarde de este martes, podría poner en riesgo los datos personales de los mexicanos.

Desde ahora, para adquirir una tarjeta SIM o activar una línea telefónica en la modalidad prepago los usuarios tendrán que presentar una identificación, comprobante de domicilio y un método de identificación biométrica, que podría ser una fotografía.

Ante esta situación, el Inai señaló "se advierte un riesgo potencial al permitir que el manejo de información de carácter biométrico, para fines de identificación personal, pueda ser manipulada por un número elevado de operadores de telefonía, pues se presume que serán las propias empresas las encargadas de recabar dichos datos".

El instituto consideró que el manejo de los datos biométricos, que son únicos de cada persona, debe hacerse con el mayor cuidado posible porque cualquier vulneración podría generar daños significativos de una difícil o imposible reparación.

"Resulta fundamental que el tratamiento de datos biométricos cumpla con los principios, deberes, derechos, procedimientos y obligaciones, previstos en la normatividad en materia de protección de datos personales", expresó el Inai en un comunicado de prensa.

Recomendó que la recabación de los datos sea limitada y sólo se obtengan los que sean estrictamente necesarios.

Sobre otros riesgos, el instituto de transparencia señaló que algunos datos sensibles que también podría haber en el padrón de usuarios son: número de línea de telefonía móvil; fecha y hora de activación de la línea telefónica móvil; nombre completo, denominación o razón social del usuario; nacionalidad; número de identificación oficial y Clave Única de Registro de Población (CURP) del titular de la línea; datos biométricos del usuario (persona física) o de su representante legal (persona moral); domicilio del usuario; datos del concesionario de telecomunicaciones; esquema de contratación de la línea, y avisos de actualización de información.