Padrón electoral a la carta: así se venden tus datos personales en la red

·9  min de lectura
Padrón electoral
Padrón electoral

Fotografía, edad, nombre completo, domicilio, firma, clave de elector, Clave Única de Registro de Población (CURP), huellas dactilares. Todos estos datos personales, recopilados por el Instituto Nacional Electoral (INE), circulan hoy en el mercado negro de la información y pueden adquirirse en precios que van desde los 3 mil hasta los 30 mil pesos.

“PADRÓN ELECTORAL INE, excelente precio, por estado de la República”, “Vendo base ine 2021, ocr y clave de elector”, “Quien necesite tengo ine en fotos por ambos lados”, “Muestra_Ine.xlslx”, “Colegas donde puedo conseguir la base de datos del INE?”…

Esos son algunos de los mensajes que pueden encontrarse en grupos de Facebook, canales de Telegram y foros especializados en ventas de bases de datos bancarias y de instituciones públicas. Algunas plataformas son privadas, otras están al alcance de una búsqueda usando los términos correctos.

En público y en privado, los vendedores afirman poseer copias del padrón electoral mexicano que, de acuerdo con el INE, tiene más de 93 millones de registros.

Información privada a la carta

Se hace llamar Ángel Torres, en su perfil dice vivir en Qatar y es el moderador de un grupo privado donde se vende información sensible. Tras contactarlo, afirmó que tiene diversas bases del INE.

“Te puedo hacer una búsqueda, pásame nombre y estado”, dijo el vendedor, quien como prueba mostró los resultados de una búsqueda con información de la investigadora Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El paquete proporcionado incluyó su edad, fecha de nacimiento y la ubicación precisa de su domicilio en la colonia Toriello Guerra, en la alcaldía Tlalpan. El precio de esta información, junto con la de otros millones de registros, era de 3 mil pesos.

El vendedor hizo otra búsqueda y como otra prueba expuso datos de otra figura pública: el excandidato presidencial Ricardo Anaya. En este caso, Ángel Torres igualmente proporcionó la edad del panista, su fecha de nacimiento y un domicilio en la colonia Club Campestre de Querétaro.

En agosto de 2021, el diario Reforma publicó que una casa justamente en esa zona forma parte de la indagatoria que la Fiscalía General de la República (FGR) mantiene contra Anaya por los sobornos que presuntamente recibió de la empresa Odebrecht. Al respecto, Anaya afirmó que la propiedad era de su madre desde 1993 y que ella se la había regalado en 2005.

El listado que los vendedores ofrecen contiene información como clave de elector —compuesta de 18 dígitos—, estado, distrito, municipio, sección, localidad, manzana y CURP.

Las CURP de Gutiérrez Müller y Anaya fueron cotejadas en la página del Registro Nacional de Población (Renapo), mientras que la autenticidad de las claves de elector entregadas por el vendedor fue confirmada en las páginas de personas afiliadas a partidos políticos. Gutiérrez Müller milita en Morena desde noviembre de 2013 y Anaya está afiliado al PAN desde agosto del 2000.

El mismo ejercicio de solicitar consultas en el padrón como prueba de veracidad se realizó con otros tres vendedores, quienes accedieron a buscar la información.

Un usuario denominado Ibav Garco ofreció una base de 2018 en 30 mil pesos. Envió videos de su computadora con el padrón y buscó en vivo el nombre de Gutiérrez Müller.

Otra usuaria, quien se identificó como Sandra Mejía e interactuó en el grupo privado “Venta de Base de Datos para callcenter México”, ofreció en 3 mil pesos una base de datos subdividida por estados y con un peso de 3.2 gigabytes.

Un internauta más, bajo el nombre Román López, del grupo “Venta de bases de datos para telemarketing y comercio electrónico”, ofreció hacer una consulta. Momentos después, envió un mensaje con los datos ordenados de forma similar a la del primer vendedor.

En una nota de voz, López dijo que la primera consulta era gratuita y que por solo 200 pesos podía buscar los datos de cualquier mexicano en sus archivos.

Otro usuario que refirió vender información para campañas de mailing —envío masivo de correos electrónicos— ofertó 93 millones de registros en “10 mil pesos, a negociar”. Durante la charla para solicitar informes, compartió un archivo de muestra: 239 registros con nombres completos, fechas de nacimiento, sexos, domicilios y CURP de ciudadanos en cuatro entidades.

Un análisis de metadatos —aplicado con la herramienta Jeffrey’s Image Metadata Viewer— permitió saber que el archivo fue creado el 30 de enero de 2019, mientras que consultas aleatorias en el Renapo indicaron que las CURP entregadas coinciden con las reales.

Padrón
Padrón

Padrones en remate: su uso político

“Los compran partidos políticos, personas de marketing y hasta compañías telefónicas”, explica Israel Reyes Gómez, profesor de la George Washington University y experto en seguridad informática.

El académico advierte sobre las vulnerabilidades del INE en relación al resguardo de datos personales y recalca la facilidad con la que copias de padrones circulan en internet. Él y su equipo de investigación accedieron en julio de 2021 a foros de la web oscura donde se vendía el padrón electoral.

“Encontramos precios de 500 dólares (10 mil 371 pesos), ese fue el máximo valor que encontramos”, asegura Reyes. “Están devaluándose”.

Que más de 90 millones de registros de ciudadanos puedan adquirirse a tan bajo precio tiene una explicación: existen numerosas copias en el mercado subterráneo.

“Imagínate, tú lo compras en 500 dólares o 10 mil pesos, pero se los vendes a partidos políticos: cuando recuperas tu inversión, ya lo das en remate”, dice Reyes.

Con el padrón, operadores políticos pueden tener en sus manos “una visualización por región, por municipio, por colonia, pueden tener hasta el estudio de la tendencia del voto (…) Teniendo el padrón actualizado, es una herramienta sumamente poderosa para quien la sepa utilizar”, indica.

Iván Martínez, oficial de incidencia de la Red de Defensa de los Derechos Digitales (R3D), señala que las bases de datos ofertadas en estos grupos “son verídicas, no son un timo, sí existen, circulan y son una evidencia contundente de lo barato que puede ser obtenerlas”.

Y aunque los propios partidos políticos tienen legítimo derecho a acceder al padrón electoral y a la lista nominal de electores, de acuerdo con el artículo 148 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe), el INE ha aplicado multas millonarias a MC y al PRI, debido a que copias bajo su resguardo terminaron filtrándose y vendiéndose en plataformas como Amazon y Mercado Libre, en 2016 y 2017.

El INE determinó sancionar a ambos partidos tras concluir que no cumplieron con su responsabilidad de resguardar debidamente el padrón de electores.

Datos biométricos en riesgo

Pero no solo se venden listados. Ángel Torres e Ibav Garco también dijeron vender “sábanas del INE”.

Las “sabanas” son expedientes de electores que contienen datos más sensibles y que no figuran en las hojas de cálculo, como escolaridad, ocupación, firmas, fotografías y huellas dactilares.

Un vendedor dijo ofrecer en mil 200 pesos cada una. Como prueba, mostró la “sábana” de un hombre de 70 años residente de Jalisco. Otro fijó cada “sábana” en 3 mil pesos y adjuntó como prueba el documento de una mujer de 24 años originaria de San Luis Potosí.

Algunos usuarios más venden fotografías de credenciales de elector por lotes. Uno de ellos escribió: “Ahorita me llegó un lote de 2 mil credenciales, en cuatro pesos cada una, viene por ambos lados”.

Sábana
Sábana

Iván Martínez, de R3D, apunta que la vulneración de los datos biométricos, como los que pueden obtenerse de una identificación o una “sábana”, es muy difícil de reparar y acarrea consecuencias catastróficas, como el uso de los datos para el espionaje y la suplantación de identidad.

“Otro tipo de datos que puede aportar una persona en un padrón son reversibles o se pueden cambiar (como el domicilio); otros, datos como los biométricos, son irreversibles. No te puedes cambiar las huellas dactilares, el iris del ojo, la forma de la cara”.

Adrián Cervantes Jaime, especialista con 11 años de experiencia en aplicación de tecnologías biométricas y miembro de Robo de Identidad MX —una organización dedicada a concientizar sobre los riesgos de este ilícito—, coincide en los peligros que conlleva la venta ilegal de datos, caldo de cultivo para engaños y fraudes.

Menciona como ejemplo: “(Los criminales) iban a una agencia, sacaban un auto con un nombre, luego iban a otra con otro nombre, iban a otra, luego a otra… y en una semana podían sacar el crédito de 10 autos, e incluso se ha dado el caso de flotillas y no lo pagaban”.

En los grupos monitoreados durante la investigación, los usuarios ofertan y adquieren documentos para validar identidades que no son suyas y así acceder a préstamos bancarios.

El riesgo de un posible padrón único

Los vendedores ofrecen padrones completos o subdivididos por entidad federativa, bases de datos que concentran información de millones de personas a bajo precio, lo que representa un riesgo elevado para la seguridad, consideran los especialistas consultados.

“Algunas (personas) sugieren que debe existir una base de datos biométrica única y controlada de manera gubernamental, mi opinión y junto a otros especialistas es que no, tener el control absoluto ya es un gran riesgo”, señala Adrián Cervantes. “Lo que sí se debe tener son estándares claros del manejo de la información”.

Mientras, Iván Martínez observa con preocupación una narrativa imperante en las instituciones de seguridad de México, la cual pretende justificar el empadronamiento de millones de personas para combatir a la delincuencia, por ejemplo, con la reciente propuesta de un Padrón Único de Telefonía Móvil.

Desde la R3D, se considera que, a mayor vigilancia y control de la población con datos, la crisis de seguridad no se resuelve, sino que se agudiza. Incluso, se apunta al uso indebido de información sensible para el acoso a activistas, periodistas y defensores de derechos humanos.

Para la organización, se trata de discursos tecnosolucionistas. “La justificación simplista es el argumento de la seguridad”, concluye.

Pese a pesquisas, el comercio ilegal continúa

En información entregada vía transparencia, la Dirección Jurídica del INE informó que desde enero de 2000 a noviembre de 2021 se cuenta con 35 denuncias por presunta venta del padrón electoral, dos de ellas relacionadas con Facebook.

Por separado, la Dirección de Investigación de Responsabilidades Administrativas (DIRA), adscrita al Órgano Interno de Control del INE, respondió que existen cinco expedientes de investigación en trámite y cuatro denuncias por venta de información en Facebook.

Mientras el INE continúa las investigaciones sobre la filtración de datos más reciente —que tuvo lugar en julio y que se suma a otras nueve en las últimas dos décadas—, vendedores siguen ofreciendo datos personales de más de 90 millones de mexicanos.

Respuesta del INE
Respuesta del INE

  

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Policía en CDMX le dispara a ladrón y frustra robo de cientos de miles de pesos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.