Pacto con Irán: rechazan apartar al fiscal y Cristina Kirchner se prepara para pedir la nulidad del caso

·4  min de lectura
Cristina Kirchner en Lomas de Zamora
Cristina Kirchner en Lomas de Zamora

El Tribunal Oral Federal N° 8 resolvió hoy por unanimidad rechazar los pedidos de los pedidos de familiares de víctimas de la AMIA para apartar del caso al fiscal Marcelo Colombo en la causa contra Cristina Kirchner por la firma del Memorándum con Irán. Así, el camino quedó despejado ahora para que se cite a una audiencia oral y pública en la que la vicepresidenta pedirá declarar nulo el caso antes de ir a juicio.

Los jueces María Gabriela López Iñiguez, José Michilini y Daniel Obligado determinaron que no hay motivos para aceptar la recusación de Colombo, planteada por el abogado Tomás Farini Duggan, en representación de Luis Czyzewski y Mario Averbuch, familiares de víctimas del atentado a la AMIA.

El 7 de julio pasado, hubo una audiencia pública virtual en la que los querellantes insistieron en el apartamiento del fiscal. Pero Colombo rechazó eso argumentos.

Alberto Fernández buscó conciliar tras el contrapunto con Máximo Kirchner por la negociación con Pfizer

Hoy, los jueces integrantes del Tribunal Oral Federal N° 8 confirmaron al fiscal y consideraron que no había violado su deber de objetividad.

Además, señalaron que los motivos esgrimidos por las querellas no configuraban ninguna de las causales de recusación legalmente previstas y que muchas de las razones expuestas resultaban planteos fuera de término.

Cristina Kirchner utilizó al rapero L-gante de ejemplo
Cristina Kirchner utilizó al rapero L-gante de ejemplo


Cristina Kirchner utilizó al rapero L-gante de ejemplo

Ahora el tribunal podría fijar de inmediato fecha para que Cristina Kirchner defienda personalmente en una audiencia oral, que podría tener lugar antes de la feria judicial, la nulidad de la causa en la que la vicepresidenta está acusada de encubrir el atentado a la AMIA, a partir de la denuncia que impulsó el fallecido fiscal Alberto Nisman.

L os jueces rechazaron asimismo hace una semana un intento de los mismos querellantes de apartarlos del caso. Argumentaron el viernes pasado que las razones esgrimidas en la recusación no son causales previstas en el Código.

No está confirmada la fecha de esa audiencia, pero los jueces están sincronizando calendarios para hacerla de manera virtual lo antes posible. Puede durar uno o dos días, dado que son 11 acusados, y muchos de ellos, incluida Cristina Kirchner, podrían querer hablar personalmente. El argumento del tribunal es que no quieren embarcarse en un juicio extenuante, con 300 testigos, años de duración, complejo y de alto voltaje político, sin antes analizar estas cuestiones que plantean las defensas.

Las querellas y las defensas participaron de la audiencia para tratar los planteos de recusación del fiscal Marcelo Colombo
Las querellas y las defensas participaron de la audiencia para tratar los planteos de recusación del fiscal Marcelo Colombo


Las querellas y las defensas participaron de la audiencia para tratar los planteos de recusación del fiscal Marcelo Colombo

Así lo sostuvo la jueza López Iñíguez al rechazar su recusación y defender la decisión de convocar a una audiencia oral. Dijo que esta iniciativa “recoge la necesidad de que las dudas planteadas por las personas imputadas a partir de hechos sobrevinientes [las visitas a Mauricio Macri por parte de los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos] sean despejadas con anterioridad al despliegue del enorme esfuerzo que implica la puesta en marcha de un debate en una causa de más de cincuenta cuerpos, con más de trescientos testigos admitidos, once imputados, y dos querellas (además, claro está, del Ministerio Público Fiscal) a lo que se aduna la innegable trascendencia de su objeto procesal, en fin con la enorme complejidad que todo ello supone”.

Las querellas, en cambio, dijeron que es un armado político para que Cristina Kirchner saque partido, como hizo en la causa del dólar futuro, donde fue sobreseída tras una audiencia pública en la Cámara de Casación.

El origen de la denuncia

La denuncia de encubrimiento proviene del fiscal Alberto Nisman, quien la presentó cuatro días antes de aparecer muerto en su casa, el 18 de enero de 2015. Según sostuvo, la firma del pacto con Irán iba a hacer caer los pedidos de captura internacional contra los iraníes sospechosos.

El juez Daniel Rafecas entendió que no había delito y la desestimó hasta que la causa fue la reabierta por la Cámara de Casación con la firma de los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Ana María Figueroa. Tras ese fallo fueron procesados y tienen procesamientos firmes Cristina Kirchner, y otros 10 imputados, entre los que se cuentan Carlos Zannini, Andrés Larroque o Luis D’Elía, entre otros.

El caso fue elevado a juicio, pero antes de que comience Cristina Kirchner pidió ser sobreseída, que se anule toda la causa y que el juicio nunca se haga. El pedido va más allá, pues una vez que obtengan el fallo que esperan y que quede firme, el abogado Alberto Beraldi pidió que la Justicia y el Consejo de la Magistratura analicen la actuación de estos jueces a los que ahora señalaron. Les endilga haber tenido “una conducta delictiva de gravedad institucional”.

Lo mismo pidieron el resto de los acusados. Los cuestionamientos se centraron en las denuncias que realizó el ahora ministro Martín Soria, entre otros, acerca de que los jueces Borinsky y Hornos ingresaron a la quinta de Olivos, el primero, y a la Casa Rosada, el segundo, cuando Mauricio Macri era presidente.

Ante este pedido de nulidad, y con la anuencia del fiscal Colombo, los jueces del tribunal oral convocaron a una audiencia pública en la que los 11 acusados podrán argumentar sobre la nulidad de la causa. Aún no hay fecha prevista.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.