Pacto con Irán: tres kirchneristas presentaron planteos para demoler la causa

Hernán Cappiello
·6  min de lectura
Un hombre rinde homenaje durante la conmemoración del 26 aniversario de un ataque con bomba que mató a 85 personas e hirió a 300 en el centro de la comunidad judía de la Asociación Mutua Israelita de Argentina (AMIA), en Buenos Aires, el 18 de julio de 2020. seis años después del ataque, el liderazg
Un hombre rinde homenaje durante la conmemoración del 26 aniversario de un ataque con bomba que mató a 85 personas e hirió a 300 en el centro de la comunidad judía de la Asociación Mutua Israelita de Argentina (AMIA), en Buenos Aires, el 18 de julio de 2020. seis años después del ataque, el liderazg

El kirchnerismo comenzó con los planteos para demoler la causa contra Cristina Kirchner por la firma del memorándum con Irán, expediente que se abrió por la denuncia que realizó el fiscal Alberto Nisman cuatro días antes de morir.

En ese expediente, que está en etapa de juicio oral, pero sin fecha de inicio para el proceso, el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, pidió la nulidad de toda la causa a raíz de las visitas que realizaron a Mauricio Macri cuando era presidente los jueces Gustavo Hornos y Mariano Borinsky. Se sumaron a esos planteos y a la recusación de ambos magistrados los acusados Luis D’Elía y la exprocuradora del Tesoro Angelina Abonna.

Coronavirus: la Casa Rosada estudia un plan de contingencia ante el riesgo de colapso hospitalario

Esta causa está en el Tribunal Oral Federal N° 7, integrado por los jueces Gabriela López Iñíguez, José Michilini y Daniel Obligado, que debe fijar fecha para el juicio oral. El caso se inició por la denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner y sus funcionarios. El fiscal fallecido entendió que la firma, en 2013, del pacto con Irán era en realidad un plan de impunidad para que los iraníes acusados de haber sido los ideólogos del atentado contra la mutual judía -que mató 85 personas- quedaran impunes.

Larroque endureció su discurso ante la resistencia de los ocupantes de desalojar el predio
Larroque endureció su discurso ante la resistencia de los ocupantes de desalojar el predio


Andrés Larroque es uno de los procesados en la causa por el pacto con Irán que cuestionó la intervención de Gustavo Hornos y de Mariano Borinsky

El caso estuvo dos años frenado hasta que el se reabrió con el voto decisivo de los jueces Borinsky y Hornos. Esta sentencia abrió la puerta para avanzar contra los acusados y elevarlos a juicio oral. Ellos son Cristina Kirchner, el exsecretario legal y técnico Carlos Zannini, D’Elía, el exjefe de Quebracho Fernando Esteche y Jorge Khalil; el exsecretario general de la Presidencia Oscar Parrilli, hoy senador; Abbona; el viceministro de Justicia Juan Martín Mena, Larroque, el exvicecanciller Eduardo Zuaín y Alan Bogado.

Pero las revelaciones de que Hornos visitó a Macri en la Casa Rosada media docena de veces y de que Borinsky estuvo en la quinta de Olivos unas 15 veces sirvieron de base para estos pedidos de nulidad de todo el caso y el reclamo para que el juicio no se realice. Hornos dice que visitó a Macri porque tenían un vínculo social y negó haber hablado de casos. Allegados a Borinsky señalan que visitó a Macri con motivo de la redacción del nuevo Código Penal, tarea en la que participó.

Encontraron en un campo del senador José Alperovich 200 vacunos robados

Larroque pidió la nulidad de todo, desde la intervención de Borinsky y Hornos en el caso, en 2016, y los denunció por prevaricato, violación de deberes de funcionario y asociación ilícita. La defensa de Larroque, a cargo de la exjueza Lucila Larrandart, cuestiona el fallo de Borinsky y Hornos, dice que nunca debieron haber intervenido y que no se podía considerar a la DAIA como querellante para sostener la causa, luego de que el fiscal Javier de Luca entendió que no había delito.

El excanciller Héctor Timerman era uno de los acusados y falleció en pleno trámite del caso. Su abogado Alejandro Rúa se presentó en el expediente “para dejar constancia allí de las visitas de Hornos y Borinsky” y pidió al tribunal que diera vista a las partes para que dijeran lo que les pareciera. Así lo hizo Abbona -con el patrocinio de Eduardo Barcesat-, que se sumó a los planteos para recusar a los dos camaristas y reiteró su derecho a replantear la nulidad de la causa por “delito inexistente e imposible”, en la primera sesión de apertura del debate en el juicio oral y público. Entendió que el caso es “una ofensa” la Constitución y a tratados internacionales de derechos humanos.

Cristina Kirchner tiene un procesamiento confirmado en la causa por el pacto con Irán
Fabián Marelli


Cristina Kirchner tiene un procesamiento confirmado en la causa por el pacto con Irán (Fabián Marelli/)

D’Elía -mediante su letrado, Adrián Albor- adhirió a la presentación del abogado Rúa. El letrado de Timerman había dicho que resultaba “pública y notoria la política de persecución macrista destinada a la apertura de una investigación por los hechos denunciados por el entonces fiscal Nisman que había sido ya desestimada por todos los jueces naturales del caso” y reclamó que se pusiera en conocimiento de las partes las visitas de los jueces “para la oposición de nulidades”.

La querella de familiares de víctimas del ataque, a cargo del abogado Tomás Farini Dugan, se opuso a estos planteos y dijo que ya venció el plazo legal para hacerlos, desde que se tiene conocimiento de los hechos que motivan las recusaciones.

Ahora, serán los jueces del Tribunal Oral Federal N° 7 los que deberán decidir.

El planteo de Cristina

Mientras tanto, el abogado Carlos Beraldi prepara otro escrito pidiendo la nulidad de toda la causa en representación de Cristina Kirchner, su defendida. El planteo se basa en las visitas de los camaristas a Macri, pero acompañadas de otro hecho con el que busca potenciar el poder nulificante de su escrito.

Las primeras noticias sobre las visitas a la quinta de Olivos surgieron de un pedido de acceso a la información de Poder Ciudadano. Esos primeros informes tenían una lista en orden alfabético de los ingresantes (parcial, no incluía a algunos visitantes, incluidos los jueces), sin fecha y sin motivo de la visita. Beraldi pidió averiguar si la respuesta a ese pedido fue firmado por Darío Nieto, secretario privado de Mauricio Macri. La idea es determinar si hubo intención de ocultar algunas visitas y si se relaciona esta idea con los encuentros de Borinsky y Hornos con Macri. Incluso, Beraldi dice que transcendió en algunos medios que en la agenda del celular de Nieto aparece una inscripción: “Hablar con Borinsky. Tema denuncia, administrativo y penal”.

Beraldi pidió a la fiscal Cecilia Incardona, de Lomas de Zamora, que averiguara con Poder Ciudadano estas circunstancias para reforzar con estos datos su pedido de nulidad. Y además pidió indagar a Nieto por estos nuevos hechos. Pero la Justicia ya entendió que no hay mérito para procesar ni sobreseer a Nieto en la causa de espionaje de Lomas de Zamora.

Darío Nieto, secretario privado de Mauricio Macri, negó las acusaciones en su contra y dijo que los fiscales usan información adulterada para avanzar en su contra
Darío Nieto, secretario privado de Mauricio Macri, negó las acusaciones en su contra y dijo que los fiscales usan información adulterada para avanzar en su contra


Mauricio Macri y su secretario privado Darío Nieto

El abogado de Nieto, Gervasio Caviglione, se presentó en Lomas de Zamora y solicitó que se rechazara el pedido de Beraldi. Recordó que no se entiende qué nexo tiene el caso de espionaje con el de las visitas a la quinta de Olivos y sostuvo que no hay agravio para Cristina Kirchner como querellante por este aspecto de la causa.

La Justicia determinó que el caso de espionaje contra Cristina Kirchner, políticos y periodistas pasara de la justicia federal de Lomas de Zamoa a Comodoro Py 2002, en un fallo que fue firmado por el propio Borinsky y su colega Javier Carbajo. Kirchner se opuso a esta decisión y recurrió a la Corte. Pero Nieto y Gustavo Arribas, el jefe de la AFI de Macri procesado en la causa, se presentaron para apurar al juez de Lomas de Zamora para que enviara cuanto antes el caso a la Capital.

Con la respuesta de Lomas de Zamora, Berladi espera terminar su pedido de nulidad del caso del memorándum con Irán para sumarlo a la lluvia de planteos que buscan que la causa quede en nada.