Pacientes con cáncer parecen haberse curado tras ensayo clínico realizado en EE.UU.

·3  min de lectura

Un medicamento experimental para el cáncer parece haber curado a todos los pacientes que participaron en un pequeño ensayo clínico realizado en Estados Unidos.

Los 12 pacientes, que habían sido diagnosticados con cáncer rectal, entraron en fase de remisión tras tomar dostarlimab por seis meses, según un estudio publicado en New England Journal of Medicine.

“Esta es la primera vez que esto pasa en la historia del cáncer”, dijo a The New York Times el doctor Luis Díaz, uno de los autores principales del artículo, oncólogo en el Centro para el Cáncer Memorial Sloan Kettering (MSKCC) en Nueva York.

Los pacientes tampoco tuvieron efectos secundarios importantes durante el tratamiento, aunque se cree que no participaron las suficientes personas en el estudio para destacar las diferentes reacciones adversas que causa el medicamento.

Aunque la investigación les emociona, los científicos dijeron que los prometedores resultados deberán repetirse, y advirtieron que no se debe concluir que el cáncer haya sido erradicado permanentemente.

Dostarlimab es un medicamento de inmunoterapia usado para el tratamiento del cáncer de endometrio, pero esta es la primera investigación clínica sobre su efectividad contra los tumores de cáncer rectal.

El fármaco descubre las células cancerígenas, permitiendo al sistema inmune identificarlas y destruirlas.

Para la investigación, los 12 pacientes recibieron dostarlimab cada tres semanas por seis meses. Este tratamiento debía ser seguido por la quimiorradioterapia y cirugía normales.

Sin embargo, seis meses después de que los pacientes dejaron de tomar el medicamento, su cáncer se había desvanecido, de forma que era indetectable por medio de examen físico, endoscopia, PET o resonancia magnética.

A dos años del estudio, los pacientes parecen seguir libres de cáncer, y ninguno de los participantes ha recibido quimiorradioterapia o se ha sometido a cirugía.

La doctora Hanna Sanoff, de la Universidad de Carolina del Norte, quien no participó en el estudio, dijo que la investigación era “pequeña pero convincente”.

“Estos resultados nos causan un gran optimismo”, escribió en un editorial que acompañaba el artículo. La investigación ha “brindado lo que podría ser un vistazo temprano a un cambio revolucionario en el tratamiento”.

Sin embargo, advirtió que “tal enfoque no puede reemplazar todavía nuestro enfoque actual de tratamiento curativo”, y dijo que aún no está claro si los pacientes están curados.

“Se sabe muy poco sobre cuánto tiempo se necesita para determinar si una respuesta clínica completa a dostarlimab equivale a la cura”, precisó la doctora Sanoff.

En comentarios separados, la doctora Sanoff explicó que dostarlimab es un tipo de fármaco llamado inhibidor del punto de control inmunitario.

“Estos son medicamentos de inmunoterapia que funcionan no solo atacando directamente al cáncer mismo, sino haciendo que de hecho el sistema inmune de la persona haga esencialmente el trabajo”, dijo a NPR.

“Y estos son fármacos que se han usado en el melanoma y otros cánceres desde hace bastante tiempo, pero realmente no han sido parte de la rutina de cuidados del cáncer colorrectal hasta hace relativamente poco tiempo”.

Los 12 pacientes del estudio tenían tumores con mutaciones genéticas llamadas deficiencia de reparación de desajustes (MMRd), algo visto en un subconjunto de aproximadamente del 5 a 10 por ciento de los pacientes de cáncer rectal.

Los pacientes con este tipo de tumores suelen responder menos a los tratamientos de quimioterapia y radiación, lo que incrementa la necesidad de retirarlos a través de cirugía.

Sin embargo, las mutaciones MMRd también pueden hacer que las células cancerígenas sean más vulnerables a la respuesta inmune, sobre todo si son apoyadas por un agente de inmunoterapia, en este caso, el dostarlimab.

La doctora Kimmie Ng, experta en cáncer colorectal en la Facultad de Medicina de Harvard, declaró a The New York Times que los resultados eran “extraordinarios” y “no tienen precedentes”, pero advirtió que necesitan ser repetidos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.